Cuesta 2,138 mpd la condonación de deudas hipotecarias de exempleados de Luz y Fuerza

30 octubre 2020
Visto: 286 veces

 

 

El Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP) pagó 2,138 millones de pesos para condonar las deudas hipotecarias a ex empleados de Luz y Fuerza, una empresa del estado desaparecida por el ex presidente Felipe Calderón en 2009.

“En el mes de septiembre se realizó la condonación del adeudo de Programa Habitacional a un total de 4,857 ex trabajadores de la hoy extinta Luz y Fuerza del Centro, por un importe global de 2,138 millones de pesos”, de acuerdo con información a la que tuvo acceso Forbes México.

El organismo a cargo de Ernesto Prieto Ortega no quiso hacer pública la lista de beneficiarios, ya que haría identificable a cada una de las personas físicas en relación con su patrimonio.

Los abogados o representantes de los ex trabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro son los únicos con acceso a saber los montos y nombres de los beneficiados por la condonación de deuda, una acción respaldada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

“El ejercicio de los derechos ARCO por persona distinta a su titular o a su representante será posible, excepcionalmente, en aquellos supuestos previstos por disposición legal, o en su caso, por mandato judicial”, explica el INDEP.

El dinero usado para pagar las hipotecas de los ex trabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro equivale al presupuesto de la Secretaría de Turismo (Sectur), quien tiene “previsto darle 2 mil 267 millones de pesos en 2021 para asuntos administrativos”, según el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).

El 25 de septiembre de 2020, el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado informó que había condonado las  deudas hipotecarias de los ex trabajadores de la extinta Luz y Fuerza el Centro.

Dicho trámite jurídico les liberó adeudos a los agremiados al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) entre los 300 mil y hasta 900 mil pesos, los cuales eran derivados de sus créditos hipotecarios.

Los ex empleados de la paraestatal refrendaron su apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien públicamente ha agradecido su apoyo a los afiliados al Sindicato Mexicano de Electricistas.

La noche del 10 de octubre de 2009, la Policía Federal desalojó a los trabajadores de sus centros de trabajo y cerró la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), la paraestatal más importante para el Valle de México.

De un día para otro, los afiliados del SME se encontraron sin empresa, sin patrón y más de 44 mil trabajadores despedidos por una de las acciones de mayor relevancia del ex presidente Felipe Calderón. Así terminaba con una empresa eléctrica que estaba en números rojos y la presión política del Sindicato.

A unos 28 mil 750 ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro se les liquidó en 2010 con más de 12 mil 081 millones de pesos. Y otros 15 mil 403 personas pelearon mayores beneficios y fueron premiados el 8 de agosto de 2016 con más de 5 mil 401 millones de pesos de liquidación.

Los ex trabajadores del SME y Martín Esparza Flores, secretario General del SME, dieron el apoyo total en 2006, 2012 y 2018 a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

El 13 de octubre de 2020, el presidente de la República dijo que el Sindicato Mexicano de Electricistas fue dividido y fragmentado por los políticos neoliberales.

“Estamos hablando con todos, vamos a buscar la forma de llegar a un acuerdo con todos y ayudarlos en sus demandas (a los ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro”, dijo el fundador de Morena.

“Hay un grupo (del SME) que ya constituyó una empresa, que está operando una hidroeléctrica en sociedad con otras empresas particulares; hay otro grupo pues que no ha tenido opción, ninguna oportunidad y que quieren constituirse en una cooperativa para trabajar en el mantenimiento del servicio de energía eléctrica”,

Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República.

Martín Esparza Flores, quien un grupo opositor pide deje la secretaría general de SME, ha negociado también una inversión de 650 millones de dólares para modernizar la Central de Ciclo Combinado Jorge Luque en el Estado de México.

El plan de Grupo Fénix, una empresa creada por el SME y Mota Engil, es construir una central de ciclo combinado en Lechería, Estado de México para la generación de 800 MWa partir de dos procesos termodinámicos. Con esa producción alimentarán de electricidad al Valle de México.

La reforma energética llevó al SME y sus socios portugueses a presentar iniciativas para la reconversión tecnológica de las centrales termoeléctricas a centrales de ciclo combinado, con el fin de reducir los costos en la generación de energía eléctrica y  sustituir combustóleo y diésel por gas natural.

La fuerza de Esparza Flores no se ha detenido en continuar con su aspiración empresaria, pues apostó por la venta de agua purificada. Y en su momento participaron en la licitación para construir el Centro de Transporte Terrestre del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM).

Desde mediados de abril de 2017 comercializan de manera formal agua envasada purificada, así como de sabores limón con chía, mora azul, naranja, jamaica, tamarindo, horchata, uva, manzana, mandarina.

Martín Esparza Flores aparece como apoderado legal de la marca Agua SME, un producto que en este momento se vende en una tienda abierta en sus oficinas centrales ubicadas en avenida de los Insurgentes y Antonio Caso, en la Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *