ROSA MEXICANO

16 septiembre 2020
Visto: 270 veces

La Sección 38 no paga a

Clínica OCA y le niegan

servicio a paciente Covid

El afectado está al día en el

el pago de cuotas sindicales

Se trata del médico encargado

De la clínica del solar acerero

Definitivo: no hay reelección

En el caso de los alcaldes

Fuerte cacería de AHMSA

A trabajadores napistas

VOY CON MI HACHA

Profesores de Monclova afiliados a la Sección 38 del SNTE, denunciaron nuevamente a su dirigencia, al descubrir que pese a que se les siguen descontando las cuotas sindicales  no han fallado, la Clínica OCA de Monterrey con la que existe un convenio para la subrogación de servicios, le acaba de negar atención al doctor Víctor de la Garza, porque  los líderes tienen enorme adeudo con la institución.

O sea que ellos le descuentan al gremio por un servicio que no reciben porque la sección se queda con ese servicio.

Ante la emergencia, la familia del doctor de la Garza, que por años ha sido el médico de la clínica de la Sección 38 en Monclova, fue ingresado en el Hospital Muguerza de Monterrey. Dos días después se le reporta a los a familiares que la cuenta estaba cercana a los dos millones de pesos, que por supuesto no tienen e ignoran que al margen de los resultados, sean estos los que sean, de donde van a sacar dinero para pagarlos.

Ante esta irresponsabilidad que tiene a este paciente entre la vida y la muerte, la familia está dispuesta a llevar este caso a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por considerar que los malos manejos de las cuotas sindicales puede costarle la vida al doctor de la Garza porque en Monclova la clínica no tiene capacidad para atenderlo y el traslado a la Clínica OCA resultó infructuoso porque no lo recibieron por el adeudo de la Sección 38.

Tal es la situación que afrontan los trabajadores y profesores del Sindicato de la Sección 38 que este caso vino a poner el dedo en la llaga sobre el desamparo en que se encuentran los afiliados, ante la falta de servicios médicos tan necesarios ante la pandemia que nos flagela.

Sepa Pepa cuantos alcaldes se quedaron con las ganas de reelegirse en el cargo luego de que el Instituto Electoral de Coahuila aclaró que no hay de piña; asi las cosas, lo más que pueden hacer los calefactos, es esperarse al proceso de candidatos a diputados federales y si les place la opción y la valoran, se separen del cargo y se lancen en pos de un escaño en la cámara baja.

Sucede que a más de uno se le calentó el parche luego de que un despistado magistrado declaró a los medios que los alcaldes podían reelegirse, lo que seguramente soñó  “el magis “ que prendió la lumbre sin imaginar el resultado: más de un alcalde agarró el mecate.

Como si el horno estuviera para bollos, los ejecutivos de Altos Hornos iniciaron una buena cacería en contra de trabajadores que simpatizan con el senador Napoleón Gómez Urrutia, líder del gremio, y ha empezado con dejarlos sin trabajo.

El argumento es, desde luego, la pandemia. El asunto es que el coronavirus solo es para los napistas ya que la empresa no ha tocado a ningún trabajador del dizque sindicato democrático, lo que es la mejor y mayor prueba de que se trata de una acción en contra del senador Gómez Urrutia y sus simpatizantes.

Alejandro Rojas Díaz Durán propuso que ante el alud de aspirantes a la presidencia nacional de Morena, 31 en total, y de 32 que pretender ser secretario general, presentó una propuesta de que se suspenda para posterior fecha, la encuesta nacional que mediría las posibilidades de los aspirantes y que está programada para el 4 de Octubre.

Mientras se decide lo de cambiar o dejar la misma fecha para la encuesta, la popularidad de Porfirio Muñoz Ledo, sigue creciendo en el país, a partir de las redes sociales. Pesa en contra de este personaje haber pasado del PRI, del que fue presidente y después ocupó   por lo menos un par de secretarías en gabinetes tricolores, sin dejar para después que dirigió el PRD y ahora con la siglas de Morena sea un funcionario de alto nivel, es su edad, tan cercana a los 90 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *