Muchos novatos le entraron al mercado con apps y algunas noticias no son tan buenas

1 agosto 2020
Visto: 394 veces

El ajuste en el mercado bursátil, consecuencia de la pandemia de COVID-19, trajo consigo una nueva ola de inversionistas primerizos que se han entusiasmado con sus ganancias y sigue creciendo. Se trata de millennials, generación Z, clientes en su mayoría retail quienes, de acuerdo con especialistas bursátiles, encabezaron los recientes repuntes en las bolsas.

En buena parte, gracias a ellos, los más jóvenes, las acciones del sector tecnológico y de otros negocios considerados ‘disruptivos’ tuvieron un repunte significativo, mientras que empresas más ‘tradicionales’ siguieron en la lona.

Participar en el mercado de valores no es solo poner una orden de comprar o vender, y es algo que los novatos deberían saber: se trata de un entorno donde lo que pierdes, alguien más lo gana.

“La participación de los minoristas está en niveles que no hemos visto en 20 años”, dijo Benn Eifert, socio gerente de QVR Asesores a Bloomberg. “Un amigo novato me envió un mensaje de texto diciéndome que ha estado ganando mucho dinero comprando opciones de acciones (un tipo de derivado) desde su casa y preguntándose si debería dejar su trabajo para ganarse la vida de este modo; he aprendido de la experiencia pasada a tener mucho cuidado cuando comenzamos a ver cosas como estas”.

No es poco común en las finanzas que, por etapas, personas ajenas a los mercados se interesen por invertir de manera proactiva por cuenta propia. Usualmente, eso es positivo, pues el mercado se nutre de nuevos participantes, especialmente en un momento en que las empresas requieren de capital fresco. Pero también genera dudas sobre si los nuevos jugadores han tomado en cuenta los riesgos implícitos en una inversión y el costo que podría tener en el patrimonio.

A principios de julio, se registró la peor consecuencia de una inversión: el suicidio de un joven, Alex Kearn, estudiante de la Universidad de Nebraska, quién se quitó la vida después de creer que tenía un saldo negativo de 730 mil dólares en la aplicación de inversión Robinhood. Kearn, quien operaba opciones, un tipo de derivado complejo, había decidido usar ese tipo de instrumento financiero sin conocer a fondo su funcionamiento.

Robinhood, Flink, Etoro, y Grupo Bursátil Mexicano (GBM), que ofrecen plataformas intermediarias de inversión a través de aplicaciones digitales de uso fácil, registraron récords de aperturas de cuentas durante los últimos meses, ya con el confinamiento por COVID-19. Etoro, por ejemplo, tuvo un crecimiento de 200 por ciento de usuarios mexicanos con cuentas fondeadas en el primer trimestre y a nivel global superó la marca de los 13 millones.

Flink, el Robinhood mexicano, sin opciones de apalancamiento; a una semana de su lanzamiento, a mediados de junio, tenía una lista de espera de 550 mil usuarios queriendo utilizar su plataforma, que permite realizar operaciones desde una módica cantidad de 30 pesos.

De acuerdo con Sergio Jiménez, fundador y director de Flink, a casi un mes de su lanzamiento, el número de cuentas de inversión activas es de 20 mil y aún hay en lista de espera de 500 mil usuarios.

“Hemos estado liberando espacios pero sigue creciendo el número de interesados”.

En el caso de GBM, uno de los pioneros de este tipo de apps y plataformas en el país, donde los usuarios operan por cuenta propia en conjunto con Mercado Libre, registró también un pico importante en el número de usuarios y cuentas digitales, según Javier Díaz Morodo, director de GBM Digital.

“En los primeros 5 meses del año ya llevamos más de 150 mil cuentas abiertas entre Mercado Libre y GBM, esto es un aumento de más del 50 por ciento de las cuentas existentes en todo el país cuando haces la comparación anual”, señaló.

La diferencia, en su caso, es que los recursos son colocados en un par de fondos de inversión gestionados por la institución en donde los usuarios de Mercado Pago tienen la opción de abrir una cuenta de inversión asociada.

Tali Salomón, Gerente Regional de Etoro para América Latina, Portugal y España comentó que, si bien la plataforma que ella dirige es para todo mundo, notó un mayor flujo de ‘primerizos’.

“Hay una avalancha de novatos en donde te encuentras gente que no sabe nada sobre inversiones”, dijo. “Anteriormente, el común de las personas que se encontraba en la plataforma eran usuarios que estaban en el ámbito de la inversión y financiero, pero con la digitalización, que se aceleró con la cuarentena, ahora hay gente de todo tipo”.

La directiva aseveró que generalmente es bueno que la gente entre al mercado o que maneje sus inversiones, pero hay que ayudarlos a tener una buena experiencia. El detalle es que hay personas que no saben cosas como qué es un short (posición corta), cómo cerrar una posición y abrir otra o utilizar el apalancamiento de manera correcta.

Como plataforma de ‘social trading’, Etoro permite operar Contratos por Diferencias (CFD), divisas, materias primas, ETF, acciones, índices, criptoactivos o incluso copiar los portafolios de otras personas. Pero, además, deja hacerlo de manera apalancada, algo que en manos de un primerizo podría ser sumamente peligroso para su patrimonio.

En términos sencillos, el apalancamiento es como una tarjeta de crédito que te permite multiplicar tu inversión, sin contar con el tamaño de esos recursos, por lo que la velocidad de hacer crecer tu inversión es la misma para perderlo.

Esta plataforma y otras, como Robinhood, que también tienen estas opciones de inversión, señalan a los usuarios que el 76 por ciento de los participantes pierde dinero mediante los CFD.

Ante esto, Salomón comentó que prueban medidas para proteger a los usuarios nuevos, desde planes educativos, webinars y presentaciones a través de redes sociales.

Durante mayo, los activos más operados dentro de la plataforma fueron el petróleo, oro, el Dow Jones, el S&P500, el euro, cripto activos y acciones como Apple, Tesla y Amazon.

Para los especialistas, algo que deben tener muy claro los usuarios es que la plataforma en realidad no es ‘tu amiga’ y que en todo tipo de operaciones puede haber consecuencias o resultados negativos.

Sin embargo, las bondades también son evidentes, lo más importante para todo inversionista que inicia en este mundo es definir su perfil de inversión y tolerancia al riesgo, para que la experiencia sea consistente con sus expectativas. En otras palabras: casi nadie se hace rico usando estas plataformas y en este mercado.

Información de: el Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *