Procede legalmente contra médico por «no salvar» la vida de su padre.

28 julio 2020
Visto: 664 veces

 

 

El pasado 7 de julio falleció el político chiapaneco Miguel Arturo Ramírez López, quien se contagió de Covid-19 y no pudo sobrevivir a los efectos ocasionados en su cuerpo por ese virus.

Su hija , Karen Alejandra Ramírez Molina, titular del Observatorio  de Trabajo Infantil y Adolescente del Estado de Chiapas,  no quedó convencida de la muerte de su padre, adjudicando negligencia de los médicos, y procedió legalmente contra el médico que atendió a su padre, Gerardo Vicente Grajales Yuca.

Ramírez López era un político influyente en Chiapas, pues fue presidente municipal de Ixhuatán y después ganó elecciones como diputado local y por el PRI.

En 2016, asumió el cargo como coordinador de la zona norte de la Entidad, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

También fue presidente de la comisión de Hacienda, cuando a través del PAN logró el cargo de diputado local en el Congreso de Chiapas.

Su deceso causó conmoción en la clases política chiapaneca que llenaron de esquelas las redes sociales y medios impresos.

Grajales Yuca es uno de los pocos urgenciólogos que se destacaron en la lucha contra la pandemia provocada por el coronavirus .

En el Hospital Vida Mejor atendió a políticos, funcionarios y sus familiares que le pidieron atender, entre estos destacan la madre del gobernador, Rosa Cadenas, al secretario de Protección Civil, además de algunos padres de diputados locales.

Como jefe del área de Covid, Grajales Yuca atendió también al secretario General de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos, posteriormente, aunque no era derechohabiente, llegó recomendado y grave el exdiputado local y  líder del partido Mover a Chiapas, Miguel Arturo Ramírez López, quien no sobrevivió al virus y los estragos que ocasionó en su organismo.

Al pasar 10 días de la muerte del político chiapaneco Karen Alejandra Ramírez interpuso en una demanda penal en contra del médico el anterior 18 de julio ante la Fiscalía General del Estado, esto por el delito de abuso de autoridad.

El domingo la FGE confirmó en una misiva oficial que efectivamente, después de realizar diligencias de investigación, la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Fiscalía de Combate a la Corrupción, cumplimentó orden de aprehensión en contra de Gerardo Vicente “N” por la posible comisión del delito de abuso de autoridad en Tuxtla Gutiérrez.

Según la FGE, de acuerdo con la carpeta de investigación, Gerardo Vicente “N” «en su calidad de servidor público del área COVID del Hospital de Especialidades Vida Mejor, dependiente del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), solicitó a la persona denunciante equipo e insumos para tratar a su padre, siendo que de acuerdo con la Secretaría de Salud del Estado el nosocomio cuenta con los medicamentos y el equipo necesario para atender a los pacientes».

Y que por estas acciones se le ejecutó orden de aprehensión librada por el juez de control competente, ante quien fue puesto a disposición, acogiéndose al término constitucional y decretando la medida cautelar de prisión preventiva justificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *