DOMINGO DE LEYENDA: EL NIÑO QUE LLORA EN LA CASA DE LAS CANICAS (Saltillo,Coah.)

21 junio 2020
Visto: 457 veces

La más reciente leyenda que se dice acerca de este misterioso inmueble es acerca del llanto de un niño, el cual se escucha en la parte trasera del domicilio.

Personas que han presenciado este hecho paranormal mencionan que durante la caída del sol comienza a escucharse el llanto, mismo que se desvanece al momento en que uno se acerca hasta donde sale el sonido, y todo queda en silencio de nueva cuenta.

Este hecho se adjudica a principios del siglo 20, cuando la casa se encontraba en su apogeo, y había servidumbre que atendían todos los servicios requeridos por los propietarios de la hacienda, en la cual había caballerizas en la parte del fondo, donde tenían animales y guardaban comida y semillas.

En este lugar trabajaba Yolanda, quien era la empleada doméstica más hermosa de todas. Trabajadora y muy servicial con los patrones, por lo cual se ganó la confianza de todos en aquella época.

La inocente chica, que venía de un ejido cercano a la ciudad en compañía de sus padres, cometió el error de enamorarse del patrón de la casa, un hombre poderoso y de “ojo alegre”, quien no desaprovechó la inocencia de Yolanda y comenzó una relación a escondidas de su esposa, con la bella joven.

Para su mala fortuna, ella quedó embarazada al año de la furtiva relación, y por temor a romper con su patrón, de quien estaba perdidamente enamorada, ocultó su maternidad y siguió con su vida normal.

Conforme pasó el tiempo el embarazo no pudo ser ocultado y el patrón se percató de lo sucedido, por lo que decidió hablar del hecho para no manchar su apellido y no romper con su matrimonio.

Se citaron en la parte de las caballerizas, la joven asustada acudió al llamado de su jefe, y éste le reclamó por su embarazo, diciéndole que no se haría responsable del bebé y que era mejor que no dijera nada, ya que su poder era inimaginable y la pasaría muy mal.
La joven se encontraba en su sexto mes de embarazo, y debido a la impresión que le causó el rechazo de su jefe, comenzó a sentirse mal, tuvo un abundante sangrado y se desmayó frente a su patrón, quien al ver a la joven tirada sobre la pastura de los animales, salió corriendo del lugar.

El médico de la familia acudió a ver a la mujer, la cual sufrió un aborto y perdió a su bebé al instante en las caballerizas. Debido a su dolor por la pérdida de su hijo, un día salió de la hacienda sin decir nada a nadie y desapareció para siempre sin dejar rastro alguno.
De ahí viene dicha leyenda, se dice que el bebé que llora es aquel que vio truncada su vida en la parte trasera de la casa a consecuencia del aborto de su madre, la cual sólo dejó un ambiente melancólico y de tristeza en esa parte de la casa, por lo que aún se escucha el llanto del pequeño no nacido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *