Algo que vale la pena contar ALBERTO BOARDMAN

5 junio 2020
Visto: 437 veces

 

Salud, por la lectura

Leer y entender, es algo. Leer y sentir, es mucho. Leer y pensar, es cuanto puede desearse.”

Tengo la esperanza de que para muchos, la actual situación de confinamiento influya de manera positiva en sus hábitos de lectura. Y es que leer es una actividad necesaria, tanto para nuestra interacción social, laboral y cultural, como para mantener vigente nuestra salud. Ahora le cuento.

En los últimos tiempos, se ha comprobado científicamente que un ejercicio constante de lectura, permite alcanzar  una gran estabilidad mental en nuestro cerebro. De ésta depende en gran medida, el funcionamiento correcto del cuerpo. Biológicamente, el incentivo intelectual de la actividad lectora, permite que nuestro cerebro mantenga siempre activado un estado de “alerta”, lo que posibilita que al momento de realizar sus funciones normales (por ejemplo, emitir una orden de movimiento), se facilite la capacidad de decisión y la rapidez de respuesta.

La estimulación constante del cerebro gracias a esta práctica de lectura, permite también la prevención directa de enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la pérdida de memoria, como por ejemplo, el Alzheimer. Lo anterior, ya que al leer aumentamos automáticamente nuestra capacidad de reserva cognitiva y fortalecemos las conexiones neuronales, lo que funciona como una especie de vacuna contra esos males. A mayor reserva cognitiva, mayor capacidad para compensar el daño cerebral causado por ciertas patologías. Leer sin duda, retarda y previene la pérdida de memoria.

La lectura es el mejor ejercicio cerebral, exige concentración, despierta los sentidos y desarrolla la imaginación. Un cerebro más ágil, más listo, nos permite volvernos más rápidos en todos los sentidos, desde una reacción instintiva inmediata, hasta la planeación detallada de un gran proyecto.

 “De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”. Jorge Luis Borges.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *