Autos Nuevos podrían bajar de Precio

3 junio 2020
Visto: 442 veces

 

 

La crisis económica que se padece a nivel global y que está afectado a la industria automotriz en México podría orillar a las armadoras y concesionarios a bajar drásticamente los precios de los automóviles nuevos, comuna estrategia de mercadeo existen rumores de que una de las marcas más importantes podría generalizar para todo el público los precios especiales que otorgan a sus empleados.

La falta o la dificultad de lograr obtener un crédito paraliza el mercado, aunado a ello los excesos impuestos por el sistema de Buró de crédito que prácticamente dejan fuera de ser sujeto crediticio aun 70% de la población y los altos precios hacen casi imposible adquirir un auto nuevo, aunado a ello las políticas de persecución hacendarias que  consideran a todos como delincuentes fiscales si ven que se gasta dinero a frenado el mercado.

Ante ello se pondrán en práctica medidas agresivas de precios, por citar un ejemplo una camioneta que actualmente tiene un precios de $470,000.00 podría poderse adquirir en poco tiempo por un 15% menos de su valor, es decir $410,000.00, en Estados Unidos han llegado al grado de prestarte una unidad por un año completo antes de que comiences a pagara, o con enganches que no superan los $2000.00 Dólares y pagos mensuales de $200.00, si bien en México el exceso de impuestos adicionales al IVA, los seguros, la tenencia y otros elevan mucho los precios ello no implica que las armadoras prefieran quedarse con los patios llenos a ganar menos bajando los precios.

Con la modalidad del Gobierno federal mediante la cual dividen y enfrentan a la ciudadanía entre los que tienen auto y no muchos podrían pensar que a ellos no les afecta que las empresas automotrices quiebren pero la realidad es muy distinta, primero por la pérdida de miles de empleos en las propias plantas y en todas las empresas satélite, despidos en las agencias de autos, baja en la venta de refacciones o accesorios, disminución en la contratación de seguros e infinidad de otros daños colaterales a la economía en general.

Según algunos analistas estamos ante malos momentos para adquirir un auto nuevo, máxime si los precios están por bajar, con dichas ofertas además se afecta la comercialización de autos usados pues los mismos también caerán de precio.

Es urgente que el gobierno federal modifique las políticas fiscales e incentive de alguna forma la adquisición de vehículos, de no hacerlo en pocos meses la industria podría colapsar y los recortes de personal golpearan de manera general a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *