Así son las lujosas propiedades que devolvieron a Javier Duarte, el ex gobernador de Veracruz señalado por el peor desfalco en la historia

20 mayo 2020
Visto: 310 veces

 

Este lunes, un tribunal federal confirmó la sentencia de nueve años de prisión para Javier Duarte, quien fue acusado por delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa. Sin embargo, la magistrada del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal de Ciudad de México, Isabel Porras Odriozola, también decidió revocar los decomisos de las 41 propiedades ligadas al ex gobernador de Veracruz.

La razón por la cual se tomó esta determinación fue que se trataban de bienes de otros procesos que aún no son condenados. Por lo tanto, se debe esperar hasta el cierre total del caso. Las propiedades se dividen en cuatro departamentos en Veracruz, cinco inmuebles en Quintana Roo, 21 parcelas en Campeche, seis inmuebles en Ciudad de México, un rancho en Estado de México y cuatro departamentos en Guerrero.

En el estado de Veracruz, el ex gobernador de la entidad tiene cuatro departamentos en la Torre Pelicano, ubicada en el número 741 del Boulevard Manuel Ávila Camacho, fraccionamiento Costa de Oro Mocambo, en el municipio de Boca del Río. Las propiedades se adquirieron por un costo de 10 millones de pesos.

Cabe mencionar que de acuerdo con el ex gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes, quien estuvo a cargo del proceso de decomiso en 2018, dos de ellos se habrían unido para hacer una sola propiedad y por ello el fiscal de la Procuraduría General de la República (PGR), únicamente nombró tres departamentos.

Duarte habitó uno de estos departamentos, en el cual instaló una cava para 500 botellas de vino. Además hizo remodelaciones que costaron más de 20 millones de pesos, según información del diario Reforma. En los otros departamentos vivían Mónica Macías, hermana de la esposa de Duarte, y en el otro José Armando Rodríguez, su concuño.

 

En Quintana Roo, específicamente en Cancún, Duarte tiene cinco propiedades entre locales y departamentos. Entre estos últimos se destacan el que el político compró en el condominio Tania Residencial de Cancún por 3 millones de pesos, así como otros dos inmuebles ubicados en los condominios Maestro de Puerto Cancún y en otro de nombre La Laguna.

Campeche fue otro de los estados en los que Javier Duarte de Ochoa decidió hacerse de bienes. En esta entidad, el veracruzano es dueño de 21 parcelas ubicadas en el municipio de Lerma. Cabe mencionar que estas extensiones de territorio fueron adquiridas a un precio por debajo de su costo original y vendidas a empresas y personajes relacionados con Duarte.

La compra, de acuerdo con información del portal Expansión Política, se habría dado por medio de una triangulación que involucró a José Juan Janeiro, Alfonso Ortega López, Moisés Mansur y Rafael Gerardo Rosas, quienes habrían falseado información con el fin de adquirir los derechos parcelarios.

Después de Campeche, Ciudad de México es la entidad en donde más propiedades posee. Tiene dos propiedades en el lujoso barrio de Polanco. Uno en la calle de Campos Elíseos y otro en Arquímedes, el cual es un edificio de cuatro pisos registrado a nombre de la empresa Mazaryk 261, cuyos miembros del Consejo de Administración son José Juan Janeiro, Moisés Mansur y Javier Navano.

Asimismo, cuenta con tres departamentos en el residencial Torres del Parque, en Santa Fe, los cuales habrían sido adquiridos para cada uno de sus hijos. Cuando se decomisaron estos inmuebles, también se incluyeron los espacios habitacionales, las áreas comunes, bodegas y 18 espacios de estacionamiento. Cada departamento habría costado 45.5 millones de pesos.

Por último, se le devolvió el inmueble ubicado en Prado Norte 135, desde donde operaban cuatro de las empresas fachada de la red Duarte. Esta dirección es una de las que Moisés Mansur, operador financiero, prestanombres y amigo del ex gobernador de Veracruz heredaría en caso de muerte.

En el Estado de México, Javier Duarte cuenta con el rancho Las Mesas, que se ubica en Valle de Bravo. Es una propiedad que cuenta con caballerizas, un lienzo charro y cuyo valor aproximado es de 200 millones de pesos. El territorio es propiedad de Mansur y había sido asegurado desde el 31 de octubre de 2016.

Guerrero también es una de las entidades en donde el político decidió adquirir inmuebles, específicamente en el municipio de José Azueta, donde es propietario de cuatro departamentos en el condominio Finestre Ixtapa Zihuatanejo. Cada uno de estos apartamentos están valuados en USD 1.5 millones cada uno, según el tipo de cambio de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *