¿Tu perro come rápido?, aprende cómo evitarlo.

26 marzo 2020
Visto: 218 veces

 

Algunos perros suelen comer sus alimentos de manera apresurada, lo cual no es visto por los veterinarios como un hábito sano.

Algunas de las consecuencias de este comportamiento son vómitos, atragantamiento o torsión gástrica, por lo que debe ser corregido por los dueños.

Los canes pueden experimentar estrés ante situaciones que ponen sus emociones al límite o al no contar con estímulos que eviten que sufran hábitos alimenticios poco sanos.

Una forma de solventar esta situación es realizar actividades con ellos para que puedan liberar energía. Jugar con ellos o sacarlos a caminar puede ser una buena forma de mejorar su forma de comer.

En el caso de que se tengan muchas mascotas en casa, estas pueden desarrollar actitudes competitivas, conducta que puede desarrollarse desde que son cachorros y los lleva inclusive a pelear para devorar sus croquetas antes que los otros.

Para solucionarlo se pueden delimitar las áreas en las que come cada uno de los perros, evitar que se acerquen uno a otro cuando se les está proporcionando su alimento o llenándose sus platos hasta tres veces al día.

En los casos en los que el peludo es glotón por naturaleza, basta con servir porciones más pequeñas, encontrar algún recipiente que evite que ingiera bocados grandes e inclusive sirviendo croquetas dentro de algún líquido.

Algunos animales no metabolizan bien los nutrientes, lo cual provoca que sus organismos aumenten la sensación de hambre aunque ya estén satisfechos.

En cualquiera de los casos es útil la opinión de un veterinario que pueda diagnosticar con mayor claridad lo que ocurre con las mascotas, sobre todo en casos donde se presenten situaciones como el vómito o ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *