Primero la economía, después los Mexicanos, AMLO

26 marzo 2020
Visto: 924 veces

 

 

El Mayor temor de AMLO no son los problemas de salud que puede general el Covid 19 o las muertes que pudiera ocasionar entre los Mexicanos, el verdadero miedo del Presidente es tener que asumir el fracaso económico de su gobierno, postergar la construcción de su refinería, el tren Maya o su aeropuerto, eso es lo que en verdad le quita el sueño, si la actividad económica se paraliza por más tiempo ya nadie tomará en cuenta sus programas clientelas mediante los cuales regala dinero, sus ocurrencias o las críticas al pasado perderán toda fuerza y por ende también su posición política.

Es incongruente que mientras los Mexicanos se unen para afrontar esta problemática social y realizan su mejor esfuerzo para soportarla y actuar en comunión poniendo en práctica acciones solidarias el Gobierno federal actué de forma contraria.

Claro que quienes detentan el poder y los altos cargos públicos no quieren dejar de percibir dinero, tampoco quieren que la inactividad económica deje de llenar las arcas del presupuesto público y mucho menos quieren tener que disponer recursos para ejecutar verdaderos programas de apoyo, que importa si la gente se contagia, que importa si ciudadanos mueren, ellos están abordo de un barco que se mueve gracias al trabajo y esfuerzo de todos los Mexicanos, en su papel de capitanes o almirantes no quieren que su navío  se detenga, si la vida de quienes remamos está en juego les es preferible contar victimas que millones en pérdidas.

Hoy extrañamente los principales aliados de AMLO son todos aquellos que antes critico, la gente más poderosa y adinerada están con él, Salinas Pliego un acaudalado capitalista neoliberal pide que hagamos caso al Presidente, que salgamos a trabajar y dejemos las prevenciones y cuidados de lado, asegura que quienes se infecten de Covid 19 se podrá salvar y que un buen número de personas contagiadas logran salvar su vida, seguro para un hombre que viaja en lujosos aviones, posee inmensas fortunas y es socio propietario de los mejores hospitales del país la cuestión de la salud no es difícil, si en verdad cree en lo que dice pidamos al dueño de TV AZTECA que se atienda en el IMSS, que pise las calles, que visite los mercados, los barrios y los lugares donde la mayoría convivimos, no resulta casual que el Gobierno de la 4T le pague millones en publicidad y que utilice sus bancos para dispersar el dinero de los programas sociales, curios que antes AMLO los citara como miembros de la mafia del poder y hoy los utilice para que todos los de a pie sigamos sosteniendo sus naves.

A quien quieren engañar los principales secuaces del Presidente, ahora resulta que Barbosa el Gobernador de Puebla se quiere contar entre los pobres y asegura que a ellos no los contagia el coronavirus, recordemos que el señor es propietario de haciendas y menciones, resulta una burla que se diga pobre.

Como siempre sucede el Pueblo de México enfrentará y saldrá adelante de esta situación, no gracias al gobierno federal ni a Pemex o la CFE, se lograra gracias al esfuerzo social y la unidad que siempre nos ha caracterizado, los ejemplos ya se ven, personas ayudando a otros, gente que se ofrece para que los adultos no salgan de sus casa llevándoles el mandado, dueños de locales comerciales que no cobraran renta, líderes sociales difundiendo formas de prevención y ayudando con lo que pueden a quienes menos tienen, personas trabajando para llevar sustento a sus familias, médicos, enfermeras e infinidad de proteccionistas laborando para los demás, personal de limpieza que recoge la basura, policías e incluso industrias construyendo equipo médico para otorgarlo gratuitamente, en tanto el Gobierno de la 4t avisa que no dará siquiera prorroga para que pagues tu recibo de Luz, además de que no condonaran impuestos o facilitaran plazos para el pago de los mismos.

Esa es el verdadero rostro de nuestro Gobierno humanista, primero le importa la economía que la salud, no quiere que nadie se pare, que nada se detenga, su fin es el dinero así como el poder y hoy temednos claro que eso es lo que en realidad le importa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *