Juan Guaidó, agredido a su regreso a Caracas

12 febrero 2020
Visto: 396 veces

 

La etapa más arriesgada de la gira internacional del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha sido la última. El aeropuerto de Maiquetía, en Caracas. El vuelo TAP173 Lis-CCS, procedente de Lisboa, ha aterrizado a las 16.47, hora de Venezuela, 21.47 en España. Guaidó se ha topado con unos exaltados que han llegado a agredirlo, si bien su equipo ha logrado sacarlo del aeropuerto sano y salvo.

Hasta allí se han desplazado este martes diputados opositores, embajadores de países que han reconocido a Guaidó, como el francés, su esposa Fabiana Flores, y periodistas con el fin de respaldarlo en su llegada. Pero no estaban solo ellos. El régimen había desplegado a sus adeptos.

Grupos de chavistas presentes en el aeropuerto han intentado agredir al presidente encargado, que salió protegido por su equipo de seguridad. Incluso alguno le increpó y le arrojó líquido encima. El jefe de seguridad del aeropuerto había permitido el acceso a la zona por donde entraba Juan Guaidó a miembros del partido de Maduro, identificados con camisetas del PSUV, el partido chavista.

Hubo empujones y algunos periodistas resultaron heridos. Han agredido a Juan Guaidó, a su esposa y un tío que viajaba con su séquito ha desaparecido. Algunos exaltados chavistas arrojaron piedras y agua contra la furgoneta que ha trasladado al presidente encargado hasta la Plaza Bolívar de Chacao.

«Hay un guerrero, es de la Guaira, y se llama Juan Guaidó», han clamado los seguidores del presidente encargado en el aeropuerto.“Vete tarifado, tú no debiste nacer en La Guaira, ladrón”, han gritado los chavistas.

La policía chavista había bloqueado previamente a varios autobuses en los que pretendían llegar los diputados al aeropuerto. También intentaron impedir el acceso de Guaidó al centro de la capital. Pero el presidente encargado ha podido llegar a la Plaza Bolívar de Chacao, donde se ha dirigido a los venezolanos.

«Los desafié. Desafié a la dictadura y entré al país; los vamos a desafiar una y otra vez. Aquí estamos en la calle con la gente», ha dicho Juan Guaidó, quien ha denunciado las agresiones sufridas en el aeropuerto, realizada por «grupos irregulares», y ha agradecido a quienes le han acompañado su «valentía».

Ha llamado a nuevas movilizaciones, tras su gira internacional de 23 días. «El mundo nos reconoce», ha señalado, y por ello, ha llamado a los venezolanos a «hacerse sentir en las calles».

Mi petición a todos los sectores y a todos los venezolanos es a hacernos sentir», dice Guaidó en la Plaza Bolívar de Chacao

«Mi petición a todos los sectores y a todos los venezolanos en general es a hacernos sentir. Es momento de avanzar; no hay espacio para la desunión cuando se enfrenta a una dictadura», ha clamado, al tiempo que anunciaba que los mecanismos de presión contra el régimen van a aumentar.

Nada más aterrizar, Juan Guaidó dijo en Twitter: «Venezuela, ya estamos en Caracas. Traigo el compromiso del mundo libre, dispuesto a ayudarnos a recuperar la democracia y la libertad. Empieza un nuevo momento que no admitirá retrocesos…» Y ha remarcado en otro mensaje: «Nunca la dictadura estuvo tan sola».

Juan Guaidó

@jguaido

Venezuela: ya estamos en Caracas.
Traigo el compromiso del mundo libre, dispuesto a ayudarnos a recuperar la Democracia y la Libertad.
Empieza un nuevo momento que no admitirá retrocesos y que nos necesita a todos haciendo lo que nos toca hacer.

Llegó el momento.#TodoPorVzla

29 mil

Información y privacidad de Twitter Ads
16 mil personas están hablando de esto

El presidente encargado de Venezuela salió del país por tierra de forma clandestina el domingo 19 de enero. El Tribunal Supremo, bajo control chavista, prohibió a Guaidó cruzar la frontera venezolana, de modo que a su vuelta se arriesga a ser encarcelado.

Estados Unidos había advertido del «error» que cometería el régimen si arrestaba a Guaidó a su llegada a Caracas. «Esperamos que pueda regresar sin ser molestado. Y esperamos que el régimen haga el cálculo, especialmente después de este viaje, de que el apoyo a Guaidó es fuerte y que cualquier acción se convertiría en un error para el régimen», señaló el enviado especial de EEUU para Venezuela, Elliot Abrams, recientemente. Y dejó claro: «Estamos preparados», en caso de que Guaidó corriera peligro.

Guaidó reconoce que en todo momento sabía a lo que se arriesgaba al emprender esta gira. «Tenemos el respaldo y el respeto de todo el mundo. Ahora nos toca la tarea más poderosa: la que nos trajo hasta aquí: unirnos para poder afirmar que la virtud, el honor y la libertad están en cada rincón de Venezuela», explica Guaidó en un video previo a su llegada a Caracas. «Asumo mi papel y mi responsabilidad con todos los riesgos que eso implica. Los invito a hacer lo mismo», añadía.

Juan Guaidó

@jguaido

Vamos a regresar asumiendo los riesgos, como todos los que luchan.

Y dispuestos a hacer lo que sea necesario para lograr nuestra Libertad.

Nos toca unirnos como nunca para continuar la lucha con movilización popular dentro y fuera de Venezuela.

18,4 mil

Información y privacidad de Twitter Ads
11,8 mil personas están hablando de esto

Hace un año Juan Guaidó también salió de Venezuela para acompañar la recogida de ayuda humanitaria con destino a Venezuela. En esa ocasión fue una incursión en Colombia, pero a su regreso también se temió que fuera encarcelado. En el aeropuerto de Maiquetía hubo una multitud. Varios embajadores, entre ellos el español, acudieron a darle su apoyo.

La primera etapa de esta gira que ahora termina fue Bogotá, donde fue recibido con todos los honores por el presidente, Iván Duque, uno de sus grandes aliados en América. En una cumbre sobre terrorismo coincidió con numerosos ministros de Exteriores de la región, y también con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

Al emprender la gira internacional de forma sorpresiva Guaidó consiguió un buen golpe de efecto en un momento de total confusión. El régimen chavista intentó anular a Guaidó al pactar con disidentes de la oposición la designación, sin quorum, de Luis Parra al frente de la Asamblea Nacional. Sin embargo, en una asamblea paralela, con quorum, apoyaron que Guaidó siguiera al frente del Legislativo. Cuando todo el mundo hablaba de los dos presidentes de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó emprendió su viaje para que quedara claro de lado de quién está la comunidad internacional.

Elogios de Trump

El éxito de la gira ha sido incontestable. El presidente encargado, Juan Guaidó, ha culminado su gira en la Casa Blanca, donde fue recibido por el presidente de EEUU, Donald Trump, quien le dedicó unas palabras en el discurso del estado de la Unión ante el Congreso en pleno. Trump dijo: «Aquí en esta noche hay un hombre muy valiente que lleva consigo las esperanzas, los sueños y la aspiraciones de todos los venezolanos. Aquí con nosotros está el verdadero y legítimo presidente de Venezuela, Juan Guaidó». Remarcó Trump que «la tiranía» de Maduro va a ser aplastada.

En un discurso, el líder chavista Nicolás Maduro culpaba a Juan Guaidó de las últimas sanciones impuestas por EEUU a Venezuela a la aerolínea Conviasa. Maduro ha encomendado a su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, que demande ante la Corte Internacional de Justicia a la Administración de Trump por las sanciones a esta aerolínea. «Venezuela va a hacer justicia en los tribunales internacionales», dijo Maduro, quien dijo que el «responsable directo» de esa medida era Juan Guaidó.

Las palabras de Trump sobre Juan Guaidó cosecharon el aplauso de congresistas republicanos y demócratas. En Washington, Juan Guaidó también se reunió con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. Antes de su etapa en EEUU, estuvo con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

En Europa se entrevistó con el Alto Representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad, el español Josep Borrell, con el primer ministro británico, Boris Johnson, el presidente francés, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Angela Merkel, entre otros. En Davos intervino ante la élite financiera y política global.

Solo en España recibió un portazo por parte del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, pero Juan Guaidó no quiso hacer sangre. Confía en recibir a Sánchez pronto en el Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia de la nación venezolana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *