Un estadio de San Petersburgo se hunde cuando dos operarios trabajaban en su desmantelamiento

3 febrero 2020
Visto: 618 veces

 

Un trabajador que estaba encaramado al techo de un estadio de San Petersburgo murió el pasado viernes cuando la estructura bajo sus pies colapsó. En un vídeo grabado por un dron se pueden ver dos obreros: uno de ellos salvó la vida porque estaba dentro de una cesta que colgaba de una grúa, el otro trata de huir pero cae al vacío.

Cuando el SKK Peterburgsky se desmorona, este hombre a quienes las autoridades han identificado como Matvey Kucherov, de 29 años, corre con todas sus fuerzas, pero finalmente desaparece entre los escombros. El trabajador fallecido estaba atado por un cable de seguridad que se rompió durante el incidente.

El estadio, que tenía capacidad para 25.000 personas, se inauguró en 1980 con motivo de los Juegos Olímpicos de Moscú. Desde entonces se había utilizado para ofrecer conciertos y encuentros deportivos, sobre todo de tenis. El complejo estaba cerrado desde agosto del pasado año y se encuentra en proceso de desmantelamiento. En el solar se planea construir un nuevo estadio para el Mundial de hockey sobre hielo de 2023.

Según los medios rusos, el jefe del Comité de Investigación de la Federación de Rusia, Alexander Bastrykin, ha ordenado iniciar «inmediatamente» un proceso penal en relación con la muerte del trabajador. Por su parte, un asesor del Gobierno de San Petersburgo, Igor Zabiran, ha asegurado que «se están tomando medidas para averiguar las razones del colapso» y se investiga si hubo posibles violaciones de seguridad.

«La razón del accidente es probablemente la participación de trabajadores no calificados sin desarrollar un plan serio necesario para la desmantelación de una construcción tan única», ha explicado Alexander Moskalenko, experto en seguridad industrial, al medio ruso Fontanka. Según los técnicos, retirar todos los escombros producidos por la demolición llevará unos 40 días.

Información de: el País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *