AMLO, locuras y consultas mano alzada

18 junio 2019
Visto: 564 veces

 

 

La desconfianza generalizada tiene fuertes fundamentos en su razón de ser, un Presidente de la República que ha perdido el piso y convierte la función de gobernar en actos teatrales o circenses, con turbas de acarreados en su mayoría provenientes del sur del país e incluso indocumentados impone ocurrencias, cancela proyectos o modifica reglamentos, quienes lo comparaban con Maduro se quedaron cortos.

La manera en que hoy se toman las decisiones sobre el futuro del País son riesgosas, cancelar un proyecto como el Metrobús que se tenía ya proyectado, estudiado y anunciado es una burla, no se toman en cuenta cuestiones serias, técnicas, ni practicas, recordemos que ya el gobierno federal había manifestado su aceptación al igual que la participación y esta es la manera más burda de echarse atrás.

Modernizar el trasporte público de la laguna era un proyecto que beneficiaria a miles de personas, algo que además solucionaría problemas de movilidad y cuestiones ambientales.

Cuando se anuncio la construcción del Tren Maya la gente de esa zona del País protesto y expreso la razón de su inconformidad, habitantes reales de los lugares en donde se tiene proyectada esa obra, en esa ocasión al pueblo sabio se le dijo corrupto, personas manejadas por la mafia del poder y pese a que los reclamos fueron reales AMLO los paso por alto, ahora con la utilización de acarreados y gente proveniente de otros países justifico la cancelación de un proyecto que significaba muchas cosas más que caprichos.

De momento aun cuando según su burda consulta se tomaría como prioridad un supuesto problema de suministro de agua, la realidad es que todo quedo en nada, no se anuncio inversión, montos, proyecto o acciones concretas, convirtió todo en nada, demagogia pura para cancelar apoyos, los acarreados ya se fueron de Durango, seguro continuaran su gira para acudir a más eventos donde sirvan de porra o para abuchear a alguien, en tanto en la laguna se quedaron sin Metrobús, sin inversión y sin ningún programa real.

México corre peligro, las locuras de un mitómano van en aumento, al ritmo que se lleva y con las practicas que se acostumbran cualquiera de estos días AMLO pudiera quitar Gobernadores, substituir Alcaldes, desaparecer entidades federativas, apropiarse de empresas o incluso declararse Presidente vitalicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *