Solo para locos

16 mayo 2019
Visto: 353 veces

 

Zurciendo el Cielo,  y que de ser verdad que el cielo existe, acaso no quieras tu disfrutarlo, si fuere verdad el paraíso así como la vida eterna no estarías dispuesto a un sacrificio momentáneo por ganar tal reconocimiento.

No será acaso cosa principal conocer la excelencia, esa que depende de lo que se acuse decir, porque eso es lo perfecto, tanto como dejar fuera todo temor, acogerte a los sentidos más profundos que no son necesariamente los profanos.

He ahí el por que hoy decidí no ser ajeno a lo que veo, ni ignorar lo que siento, ni callar lo que pienso, entendiendo lo anterior es que dispuse mi tiempo para ver a conciencia todos esos espíritus que pasean por ahí, hoy dejaré de ocultar su presencia, quien soy yo para negarla, en el fondo me he preguntado que de mal puede tener confesarlo, claro que los veo, los percibo, mi miedo al qué dirán es lo que me impedía conversar, en este momento se que lo puedo hacer.

Pero como dialogar con ellos, lo has de preguntar, pues te digo que no se les habla con voz pues ellos viven en el silencio, la manera de entenderles has tan fácil como interpretarlos, ¿ acaso tu no los escuchas? ve con claridad, seguro podrás sentirlos, ahí están, pasean y rondan a tú alrededor, pasean como vientos, son sombras pesadas que pasan y te observan, es claro que ahí están, solo intenta comprenderlos, si están ahí es por que algo te quieren decir, ellos no avanzan en el tiempo, son futuro y pasado, todo lo ven, algo eriza tu piel, cuando platicas con ellos nada además existe, te sumerges en una profundidad infinita, como si fuera un sueño, ahí están, algo quieren contarte.

Quizás me juzgues loco, pero son tus temores lo que te impulsa a tacharme de falta de cordura, temes que al pensarlo, y mientras lees estas líneas ellos están a tu lado, esa sensación que electrifica tu cuerpo no son ellos que ahí están, eres tú quien refleja su temor, cierra tus ojos, no ocupas ver para observar, interpreta que divulgan, déjate llevar.

No podrás negar que de menos una ocasión cuando caminas por la noche o aun durante el día has sentido claramente que alguien está a tus espaldas, dime si de menos por una vez no has observado sombras pasar o escuchado ruidos sin sentido de ser.

En ocasiones te vienen ideas a la mente que parecieran surgir de la nada, algo te revela el futuro, te recuerda el pasado o te previene de cosas, son ellos, basta que aprendas a entenderlos, comprender sus mensajes te ayuda en mucho, la vida es cíclica, cambian los entornos, se modifican los vestuarios pero en fin de cuentas se vive lo mismo una y otra vez, alguien ya intento lo que estás haciendo, igual dijeron lo que en este momento estas pensando, siempre pasa lo mismo solo que vivido de diferente forma, cuando convives con los espíritus ellos te puede decir que es lo escrito a la vuelta de página, te recuerdan capítulos que saltaste o traen a tu mente lecturas pasas, no tengas miedo, ellos quieren vivir de nuevo en ti, buscan un vinculo que les permita tener presencia material, el único pendiente que nunca puedes permitir dejar de tener es tu consiente terrenal, aun no eres como ellos, tu plano es distinto, esta paralelo pero es distinto, cuida no dejarte llevar, los espacios vacíos son ocupados fácilmente, se su amigo pero jamás les des toda la confianza, en algún momento al tiempo de aprendizaje podrás saber quién es cada uno, no solo serán sombras, tendrán nombres, los rostros serán visibles, algunos seres muy queridos cuyo sentimiento es recíproco, solo en ellos puede descansar tu tranquilidad.

De principio cuando escuchaba cosas no les daba crédito, imaginaba que solo eran figuraciones, hoy es distinto, entran a mis sueños, o me abruman sin dejarme dormir, me aconsejan, me advierten, me cuidan, en veces me perturban, no siempre son los que me cuidan, esos solo me observan de lejos, pasan una y otra ves, generalmente de noche, como vigías, como quien observa a su bebe a la distancia, procurando no hacer ruido, una presencia cauta que tranquiliza y reconforta, otros más te dicen muchas cosas, algunos parecieran tener prisa porque te levantes, como si ello les permitiera hacer cosas pendientes, otros más te reclaman errores, algunos pretende que demuestres mucho amor, como si se hubieran ido sin decirle a alguien cuanto le querían, otros son ambiciosos, te muestran fortunas y te alientan a que tengas más, en igual existen quienes te trasmiten paz, lo que muestran es la sencillez y la tranquilidad, no siempre están todos, comúnmente alguien falta, cuando por algún motivo te paras de la cama ellos van detrás, como si quisieran alcanzarte, puedes volver y no los veras pero sabes que están ahí, nunca podrás acostumbrarte, siempre existe una extraña sensación, otros a quienes quieres rehúyen de ti, ellos no quieren que aun los alcances, son como relojes que avisan el tiempo.

En este momento platico con algunos, me dicen cosas, se que pasara, me cuentan que tú los estas sintiendo, que sabes que están ahí, te ven , te observan y en silencio te llaman, quieren que los entiendas, algo deben contarte, quizás hoy puedas rezagar el cielo o probablemente acompañarlos, recuerda se cauto, aprende, no temas, hoy ya somos dos quienes los vemos, seguramente sabes que no estos loco y  que tampoco yo lo estoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *