Poli-Cosas

14 mayo 2019
Visto: 412 veces

 

 

En verdad que no quiera estar en los zapatos de un adorador de López Obrador, demenciales sus argumentos de que construir una nueva refinería era la forma idónea para dejar de depender de los yankees neoliberales malditos, esa fue la idea que su Mesías les endilgo, para poderles explicar el libreto de esta farsa iremos por partes.

Primer acto: Malditos yankees neoliberales nos tienen la pata en el pescuezo por qué no producimos nuestra propia gasolina y ante ello abusan.

Segundo Acto: Anuncio oficial de la construcción de de la refinería dos bocas (aplausos) sin licitar, sin concursar y disponiendo contra la ley que el mismo gobierno sea el ejecutor.

Tercer acto: todas las empresas calificadas y especialistas en el ramo advierten que la refinería no se puede construir con ocho mil millones de dólares ni terminar en tres años, AMLO tiene otro dato.

Cuarto Acto: Como no se tienen los recursos para el capricho, el señor Presidente acude justo con los yankees neoliberales a pedirles dinero, JP Morgan, el banco más capitalista del mundo, ocho mil millones de Dólares, con intereses muy suculentos para los dueños del capital, dinero que habremos de pagar todos los mexicanos por varias generaciones y justo a los odiados neoliberales, quienes nos seguirán teniendo la pata en el pescuezo.

¿Cómo se llamo la obra? Toma chairo tú banana y toma atole con el dedo.

Así de bonita la cuarta transformación, poco más de 153 mil millones de pesos mexicanos, con la única esperanza de que un día baje la gasolina, para quienes se escandalizan por las deudas estatales, de un golpe pidieron más de cuatro veces lo que se debe en Coahuila, o traducidos en litros de gasolina 154 mil millones de litros, lo que equivale a llenarle el tanque a 2566 millones de autos compactos ( 60 lts x auto ) si consideramos que en México existen registrados 29 millones de automóviles particulares estaríamos pensando que se les podría llenar el tanque a todos de manera gratuita poco más de 800 veces, así las cuentas , así de sencillo la estupidez, además faltan los intereses , costos del terreno y que se complete con el crédito solicitado.

El municipio de Saltillo está reforzando las medidas de seguridad, de una u otra manera se comienza a generar psicosis, no se puede precisar que los motivos sean reales o inducidos maliciosamente, algo que mantiene conforme a la ciudadanía es el sentirse seguro, si la aprobación de una administración quiere mantener buenas calificaciones sin duda cuidar la seguridad es una prioridad, como pregunta de tarea dejamos el siguiente cuestionamiento ¿ a quién le conviene políticamente que los ciudadanos tengan miedo o se sientan inseguros ?

Alejandro Gutiérrez ya libro la justicia, 35 mil pesos pesos de multa, casi lo mismo que un mortal pagaría por manejar tomado y hablar por celular, bien dijeron en Morena, al señor lo visualizaban como preso político y de una u otra forma anticiparon su liberación, solo él sabe que tan culpable o inocente es, por lo pronto se suma a Gordillo, Napo, Ebrard, Granier y los que están por venir con la amnistía prometida.

A mí mis timbres, a Dios rogado y con el mazo dando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *