AMLO el nuevo Ayatola Mexicano

23 abril 2019
Visto: 543 veces

 

 

Violando todos los preceptos de derecho e intentando imponer un poder personal por encima de toda ley Andrés Manuel López Obrador asume que su concepto personal de justicia debe ser privilegiado por encima de cualquier ordenamiento, si bien durante su campaña mucho se advirtió sobre sus ideas o posturas de dictador ahora dichos temores se ven latentes y reales.

Su actuación dirigida a modificar las leyes con la única justificación de su deseo externado mediante un Memorándum podrían dar pie a cualquier aberración legal imaginable, el libreto de la famosa película la ley de Herodes podría ser solo un vago ejemplo de lo que un Hombre trastornado por el poder puede ser capaz, ponderar lo que a criterio de una persona es justo por encima de las leyes escritas representa un enorme riesgo, dentro de las propias filas de MORENA existen connotados juristas o personajes letrados en el Derecho, abogados con suficiente capacidad para entender el riesgo que se corre cuando la voluntad de un solo individuo puede pasar por alto al derecho formal así como a las garantías consagradas dentro de nuestra constitución política.

Si bien la búsqueda de la Justicia es el fin último de las leyes ello no implica que el criterio de lo justo idealizado por un solo hombre modifique o derogue el derecho que la propia ley impone o rige, existen caminos preestablecidos para la modificación o adecuación de las leyes y pasarlos por alto es abrir la puerta a una dictadura en sus más amplios términos.

De prosperar la abrogación de la reforma educativa mediante la sola elaboración y presentación de un Memorándum Presidencial será el inicio para que todo sea posible, desde juzgar personas o incluso sentenciarlos sin proceso hasta convertir la Constitución Política de Nuestro país en solo un documento histórico sin valor, de prosperar el citado Memorándum los tres poderes que hoy casi son solo simulación pasarían a convertirse en una burla, objetos de adorno sin peso legal y mucho menos político, México pasara a ser un País sin equilibrios, ni leyes, un lugar donde la justicia se aplique a criterio de un solo Hombre cuyo poder y voluntad solo se encuentre por debajo del de Dios, un personaje semejante al de un Ayatola con capacidad  de experiencia en todas las ciencias y creencias, una voluntad iluminada con decisión y discrecionalidad de actuación por encima de todo mortal.

No se trata de cuestionar las ventajas o desventajas de la reforma educativa, no se cuestiona siquiera el que se deba eliminar o no, el asunto de fondo son las formas, violentar la ley bajo el argumentos de buscar justicia es ilegal, muchos quitas no lo comprendan, otros probablemente aplaudan la actitud del Presidente, al final la decisión incluso puede ser popular pero no por ello debemos permitiría, tarde o temprano vendrán los excesos, el más próximo quizá podría ser quitar el derecho a votar y ser votado, nadie debe dudar que por la voluntad de una persona ahora todos los gobernantes pudieran ser designados en lugar de electos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *