Deuda de México en altos niveles históricos

12 marzo 2019
Visto: 334 veces

 

 

Si bien la Secretaria de Hacienda y Crédito Público a manifestado que la deuda se mantendrá estable y que la misma es manejable ello podría variar y transformarla en impagable, al presentar su plan anual de financiamiento que mantendrán el costo de los intereses devengados sobre el nivel del 45.3 % del PIB para todo el 2019, a poco menos de tres meses del presente año las variables comienzan a modificar los estimados.

En principio el nuevo Gobierno federal ha solicitado nuevos préstamos y ello incrementa el costo de la deuda,  la pérdida de valor comercial del peso frente al dólar es una de las causantes en el incremento de los montos respecto al pago de intereses, ante la disyuntiva de los costos de créditos en moneda extranjera se prevé la utilización del mercado local de deuda y solo en casos extremos al financiamientos de recursos extranjeros pero solo cuando las condiciones sean favorables.

Recordemos que uno de los compromisos de campaña fue no aumentar ni crear nuevos impuestos, incluso disminuirlos, los supuestos ahorros que México tendrá ante la ausencia de corrupción, robo de combustibles, altos salarios y el alto al dispendio deberían de ser más que suficientes para no solicitar más créditos e incluso para abonar a capital de la deuda, se espera que al termino del presente año ello de se logre pues de lo contrario quedaría manifiesto que la corrupción continua o en su defecto que esta nunca existió en los niveles ponderados.

Si el Peso continúa perdiendo valor y los precios del petróleo descendieran en poco menos de dos meses los estimados de referencia para el costo de medida de la deuda podrían superar el 50% del PIB y ello encendería los focos rojos para el referente de la situación económica del País.

Si bien la Secretaria de Hacienda y Crédito Público a manifestado que la deuda se mantendrá estable y que la misma es manejable ello podría variar y transformarla en impagable, al presentar su plan anual de financiamiento que mantendrán el costo de los intereses devengados sobre el nivel del 45.3 % del PIB para todo el 2019, a poco menos de tres meses del presente año las variables comienzan a modificar los estimados.

En principio el nuevo Gobierno federal ha solicitado nuevos préstamos y ello incrementa el costo de la deuda,  la pérdida de valor comercial del peso frente al dólar es una de las causantes en el incremento de los montos respecto al pago de intereses, ante la disyuntiva de los costos de créditos en moneda extranjera se prevé la utilización del mercado local de deuda y solo en casos extremos al financiamientos de recursos extranjeros pero solo cuando las condiciones sean favorables.

Recordemos que uno de los compromisos de campaña fue no aumentar ni crear nuevos impuestos, incluso disminuirlos, los supuestos ahorros que México tendrá ante la ausencia de corrupción, robo de combustibles, altos salarios y el alto al dispendio deberían de ser más que suficientes para no solicitar más créditos e incluso para abonar a capital de la deuda, se espera que al termino del presente año ello de se logre pues de lo contrario quedaría manifiesto que la corrupción continua o en su defecto que esta nunca existió en los niveles ponderados.

Si el Peso continúa perdiendo valor y los precios del petróleo descendieran en poco menos de dos meses los estimados de referencia para el costo de medida de la deuda podrían superar el 50% del PIB y ello encendería los focos rojos para el referente de la situación económica del País.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *