Como quitar manchas en la ropa.

8 noviembre 2018
Visto: 141 veces

Manchas de grasa o aceite

Es normal que al cocinar o comer las prendas se salpiquen con restos de grasa o aceite que pueden ser muy difíciles de eliminar. Esto es lo que debes hacer:

  • Si está fresca, espolvorea un poco de talco, dejarla secar y luego cepíllala con agua y detergente.
  • Si ya se ha secado, sumerge la prenda en una mezcla de dos partes de vinagre por una de agua y déjala en remojo toda la noche.

2. Manchas de café

Por su tonalidad oscura le resulta muy sencillo penetrar los tejidos de la tela y dejar una mancha difícil de eliminar. En este caso, debes utilizar estos trucos:

  • Haz una mezcla de partes iguales de alcohol, vinagre y agua, y aplícala sobre el área afectada antes de enjuagarla con normalidad.
  • Si la ropa es blanca o de lana, puedes optar por frotarle un poco de yema de huevo, que también resulta eficaz.

3. Manchas de chocolate

Es muy común que los niños unten sus prendas con chocolatePor ese color tan oscuro que deja, parece ser todo un reto removerlas en su totalidad; sin embargo, no hay por qué preocuparse, no es tan complicado.

  • Si puedes actuar de inmediato, aplica un poco de agua carbonatada en la zona afectada y enjuágala con detergente.
  • Pero si esta ya se secó, colócala a remojar en agua caliente con jabón corriente.

Manchas de labial. Aunque no es muy usual que la ropa se manche con labial, es bueno saber cómo actuar ante esto por si alguna vez llega a pasar. Remover estas manchas de la ropa no es complicado:

  • Si es de lápiz labial solo le tienes que frotar un poco de vaselina, • tiza o crema dental blanca. Déjala actuar unos minutos y enjuaga.
  • Si la mancha es de otro cosmético como, por ejemplo, el colorete, remójala en una mezcla de agua con limón durante una hora y luego lávala con tu detergente habitual.

5. Manchas de vino tinto

¡Son un quebradero de cabeza! Se adhieren a la tela de la ropa y se necesita mucha paciencia para eliminarlas en su totalidad.

  • Antes de que se sequen, frótalas un poco de vino blanco.
  • Otra opción es preparar una mezcla de fécula de maíz y
  • limón y la apliques como se si tratase de un detergente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *