Se le resquebraja México a Peña Nieto

9 junio 2018
Visto: 286 veces

peña5

 México pasa por su peor etapa de violencia, si bien el número de muertos relacionados con el crimen ha superado ya por mucho a los casos que se presentaron en el Gobierno de Felipe Calderón, lo que realmente impacta es la violencia electoral que en el presente proceso se padece, las decenas de políticos, funcionarios y candidatos muertos son alarmantes.

Coahuila había logrado estar exenta de lo que sucedía en todo el País pero en un solo día los focos rojos se han encendido, dos atentados donde dos personas perdieron la vida por cobardes y arteros ataques, el primero sucedido en Torreón, donde por milagro o suerte quien debía haber sido la víctima logro escapar de la muerte, su chofer no corrió con la misma suerte, hoy el estado de salud del director de jurisprudencia de UA d C en Torreón Carlos Centeno se reporta como delicado.

Por la noche y después de asistir a un debate Fernando Purón es ejecutado en la Ciudad de Piedras Negras, un ataque evidente que no deja ninguna duda sobre la intención de su ejecución, su asesinato ocurre frente a su familia quienes apenas habían abordado el auto que los trasladaría, incluso en un video se observa que se retorna para tomarse una fotografía con una mujer que se lo solicita, él mismo indica a su acompañante de que se retire o suba al auto posterior de que le abre la puerta del Vehículo, se posiciona para tomarse la foto, con ello queda de espalda a su atacante y da pie a que el asesino se aproxime para luego darle un balazo certero.

Lo sucedido se suma a otras decenas de casos, apenas la semana pasada otra dos candidatas fueron también abatidas en el Estado de Guerrero, actos similares sucedieron en el vecino Estado de Nuevo León donde un auto fue baleado pero por ventaja sus ocupante recién habían descendido.

Hoy muchos personajes próximos a Peña Nieto han emigrado al partido de López Obrador, un intento de disfrazarse y venderse como opción de cambio o regeneración nacional, de alguna manera las circunstancias políticas han generado un proceso electoral de odio, ofensas y ataques, nunca antes se había producido un ánimo tan fuerte de confortación entre los ciudadanos, es tal el grado de polarización que existen conflictos entre familias, amistades se vulneran y el País entero se encuentra dividido, la agresividad electoral es manifiesta y lo que antes se veía como una diferencia de pensamientos hoy se convierte en rencilla de rivalidad.

Se sabe que José Antonio Meade tenía dispuesto realizar su cierre de campaña en Coahuila, con lo sucedido resultaría vergonzoso que acudiera a ofertarse como sujeto de tranquilidad, progreso y bienestar, seguramente dicho evento será suspendido.

El ambiente que se respira en todo el País es de intranquilidad y miedo e incertidumbre, lo que menos nos serviría en este momento es alguien que promueva el odio o la división de los mexicanos, por la tranquilidad electoral y la certidumbre del proceso sin duda resultaría prudente incluso la renuncia de Enrique Peña Nieto o de menos mandar señales claras de sacar totalmente las manos del proceso.

Es obligación y responsabilidad del sistema político, los Gobernantes así como los candidatos dejar de lado los ataques, las injurias, las ofensas y la guerra sucia, México pasa por malos momentos, generar odio o propiciar conductas de violencia solo conducen a concluir con lo que una pésima administración federal aun no termina, México se resquebraja y es responsabilidad de los ciudadanos mantenerlo en una pieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *