Inspección policial sin orden una transgresión a la libertad

14 marzo 2018
Visto: 469 veces

B7MR1e702T9L

 

 

 Bajo el pretexto de la inseguridad nuestras autoridades han limitado nuestros derechos constitucionales pasando de lado que su incapacidad y la corrupción son los motivos por los cuales la delincuencia aumenta,.

En México ya por más de una década el tema de la inseguridad ha sido pretexto para que las autoridades generen imposiciones y socaven los derechos de los habitantes, nadie reconoce la incapacidad de las autoridades ni tampoco ataca de manera eficiente la corrupción, en cambio siempre utilizan esa justificación para perjudicar a la sociedad, aumentar los impuestos, generar imposiciones nuevas o coartar la libertad.

Ahora bajo el argumento de tener una sospecha pretenden tener el derecho de allanar propiedades, irrumpir en tu domicilio, inspeccionar tu auto o incluso detenerte, los medios oficiales de inmediato fueron responsables de aplaudir la noticia aduciendo que ahora si podrán capturar delincuentes y que la detención sin orden de aprensión no será motivo para invalidar el proceso, en dichos medios pusieron ejemplos tan absurdos que dan risa, la realidad es que todos los problemas de inseguridad son generados por los mismas autoridades, ellos la provocan y la permiten pero además de ello sacan provecho para aumentar su control o dominio sobre la sociedad.

Si en verdad les importara procurar justicia por qué no eliminan el fuero de los políticos o castigan de forma eficiente la corrupción, hoy la mayoría de los ministros de la suprema corte aprobaron esta modificación a los ordenamientos legales, dichos ministros perciben salarios superiores a los diez millones de pesos anuales, tienen gastos de seguros médicos, derecho a pensión vitalicia y un sin fin de prestaciones que significan una burla a la condición económica que vive la gran mayoría, claro que ellos no son sujetos de procesos ni nadie se atrevería a irrumpir en sus casas o vehículos bajo ninguna situación.

Según el criterio de nuestros ministros  la flagrancia de un delito se puede revelar de dos maneras, una cuando el delito es evidente a la vista y otra cuando la inspección lo revela, por poco asume decir que cuando la autoridad lo genera, ahora las mismas autoridades también tendrán bajo su criterio estimar si las inspecciones realizadas por ellos mismos y con autorización constitucional fueron legales, es decir el dicho de la autoridad contra el del ciudadano común que además de todo ya se encuentra detenido.

Hoy en México los derechos pro persona pasaron a segundo término, la presunción de inocencia quedara en la nada y aun cuando así se suponga tendrás que demostrarla tras las rejas, es absurdo que por la ineficacia de las autoridades ahora los que menos culpa tengan deban vivir bajo la amenaza de cualquier autoridad pueda bajo su presunción de sospecha allanar tu propiedad o incluso detenerte, es triste que en México estén desapareciendo los derechos y la seguridad jurídica así como el derecho a la libertad personal.

Muy probablemente la primera opinión de los ciudadanos comunes sea pensar que al no ser delincuente ello no te afecta, el problema de fondo es que ahora las autoridades en cualquier momento podrán estimar que si lo eres y toda la carga de la prueba para demostrar lo contrario recaerá en ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *