Poli-Cosas

12 febrero 2018
Visto: 614 veces

Screenshot_2016-01-03-14-27-54-1-e1451852967965672

 

 En Saltillo la contienda por la Alcaldía será entre Manolo Jiménez y Carlos Orta, votar por Morena  prácticamente es como ponerse una P en la frente, Guadiana está enseñando el cobre y prácticamente se ha bajado los pantalones ante los mejores postores escogiendo candidatos que nada tienen que ver con el proyecto de López Obrador, seguramente venderá mucho Carbón e incrementara el potencial de sus empresas.

Isidro López amarrado para buscar una diputación y Esther Quintana tendrá que  negociar con el PRD y sortear algunas cuestiones legales si es que quiere contender por una curul, para el Senado la mujer será del norte del Estado.

 En cuanto a Guillermo Anaya nos dicen que tendrá que pelear a muerte, su nombre no se encuentra en las listas de plurinominales y ello le pondrá emoción a su actuación pues no la tiene nada fácil, enfrentara a Jericó Abramo quien es un personaje que ha destacado siempre por hacer bien su trabajo, si cotejamos el desempeño como Alcaldes de Memo y Jericó el segundo le aventaja por mucho, para iniciar recordemos que Jericó dejo O deuda y que pese a que su sucesor  fue de oposición sus cuentas públicas no tuvieron ningún detalle.

 Ramos Arizpe seguramente también vera una contienda Interesante, es ya un hecho que Héctor Horacio no será quien compita  por el PAN, su actitud de los últimos días es comprensible pero no justificable, si en verdad su interés por el Municipio es legitimo debe de sumarse y lograr la alternancia, dividir no resulta provechosos para nadie.

 En el Norte de Coahuila el distrito será sin duda para Lenin Pérez, UDC toma un papel preponderante en estas elecciones, el trabajo realizado en Acuña justifica en todo que la ciudadanía les otorgue el voto, desde ya Fernando Purón puede ir asimilando su derrota.

 EL fin de semana dio muestras inequívocas de cómo logra Andrés Manuel llenar su eventos, sus antecedentes de viejo político con viejas mañas fueron evidenciados cuando filmaron la repartición de Tortas y refrescos entre sus movilizados, Meade y Ricardo Anaya han cuidado muy bien su nivel de gastos cosa que no ha sucedido en el equipo del PEJE, después no se queje que todo sea un complot.

 A Peña Nieto la seguridad le ha brincado de las manos, México vive sus tiempos más violentos, extrañamente Coahuila se ha mantenido alejado de ese terrible problema y ello es algo que se debe valorar, el Gobernador Miguel Riquelme tiene enfocada como prioridad de su gobierno que las cosas continúe en paz, de momento se está logrando, esperemos así se mantenga.

 A mi mis timbres a Dios rogando y con el mazo dando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *