Poli-Cosas

12 enero 2018
Visto: 375 veces

Screenshot_2016-01-03-14-27-54-1-e1451852967965672

Como un logro consideran muchos que en el congreso de Coahuila los encargados de vigilar las finanzas estatales sean los diputados de oposición, incluso si la democracia fuera tomada en serio esto siempre debería de ocurrir sin importar quienes sean mayoría, caso semejante debe suceder dentro de las administraciones Municipales pues resulta ilógico e injusto que siempre quien gane tenga por fuerza mayoría de regidores, con dichas prácticas se pierde el equilibrio y facilita la confabulación.

Volviendo al caso del Congreso de Coahuila debemos afirmar que la mayoría opositora representa también una hoja de doble filo, en principio no se pueden quejar de lo que se acuerde ni tienen a quien culpar de las consecuencias, en segundo la responsabilidad de la oposición aumenta y en tercero resulta claro que el trabajo del Gobernador no puede estar mejor validado cuando las acciones se aprueban por sus adversarios políticos.

La mayoría opositora en el congreso son el puntal o el ariete que facilite dentro de 5 años la alternancia en Coahuila, pueden jugar por todo o conformarse con satisfacer las ambiciones personales, su trabajo significara en la historia política de nuestro Estado el valor o la inocuidad del voto ciudadano, si la sociedad no encuentran valor a su participación continuaran pasando los años donde la hegemonía perdure y ello pesa sobre cada uno de los diputados que hoy se dicen de oposición.

Dicen muchos que los votos no dan el triunfo, que quien verdaderamente lo otorga es quien los cuenta, en principio suena lógico pero ante la complejidad política por la que pasa nuestro país pudiera presentarse la excepción a la regla, recordemos que entre PAN y PRD gobiernan Estados donde se concentra el 49% de la población y el PRI A UN 43% y el resto está en Nuevo león gobernado por un independiente, aunado a ello no se puede pasar por alto que las recientes victorias obtenidas por el PRI se lograron con un escaso margen, ejemplo Coahuila donde la diferencia fue menor al 5% culminando en que al menos un 61% de quienes votaron lo hicieron en su contra; Ante las deficiencias de nuestra democracia no podemos negar que desde la presidencia de México se tiene cierto control sobre las autoridades electorales pero tampoco pasamos por alto que los Gobernadores, Alcaldes y congresos también tienen un peso especifico dentro de sus respectivos territorios el día de la jornada electoral.

La contienda que se aproxima será una lucha cuerpo a cuerpo y nadie puede asegurar la victoria, hoy encuestadoras serias dan el tercer lugar al PRI , el segundo a la Alianza conformada por PAN, PRD y Movimiento ciudadano, la primer posición continua en manos de Morena, con los anteriores datos todo apunta a que votar por el PRI afianza el triunfo de Andrés López Obrador, a como avanza el proceso la gente debe decidir entre dos, dan el triunfo a Morena o se mantienen conservadores sufragando por la Alianza PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

De otros temas, Muy flojo se ha visto el trabajo de la Alcaldesa de Ramos Arizpe, se nota que su antecesor le dejo la vara muy alta, mientras otros Alcaldes a diario realizan obras, efectuar gestiones, tramitan recursos, atienden gente entre otras cosas en Ramos la Alcalde pretendía hacer nota por que sembró un Árbol.

Otro que también está dando muestras de trabajo es el Gobernador Miguel Riquelme, ayer con guante blanco silencio algunas críticas y dejo en claro que lo de la unidad y el trabajo parejo es enserio, en su visita a Torreón anuncio apoyos para compra de patrullas y cámaras urbanas; En pocas palabras un Gobierno parejo como los viejos de la danza, sin distingos ni colores.

A mi mis timbres, a Dios rogando y con el mazo dando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *