Las hormigas de fuego que la tormenta Harvey sacó a flote en Texas

30 agosto 2017
Visto: 213 veces

urf9QiRhhF8oDOKP

Los devastadores efectos de la tormenta Harvey en territorio estadounidense tienen una inquietante derivada que se ha dado a conocer a través de redes sociales y que ha llamado la atención de biólogos y entomólogos de Texas: grandes masas flotantes de hormigas de fuego (solenopsis es su denominación científica) que, ante la inundación de grandes superficies de suelo, tratan de poner a salvo la colonia en busca de tierra firme.

Uno de los vídeos más compartidos sobre el fenómeno lo publicó el pasado día 28 en su cuenta de Twitter el periodista del Houston Chronicle Mike Hixenbaugh, quien advertía de los riesgos de tocar alguna de estas colonias: “pueden arruinar su día”, apuntaba como experto en salud y medicina. El nombre de la especie tiene relación directa con el efecto que su aguijonazo provoca en el cuerpo humano, un escozor que puede prolongarse durante horas o días.

También ha tenido mucho eco una foto tomada en Cuero (Texas) por Bill O’Zimmermannm, en la que las masas de hormigas de fuego alcanzan una superficie de agua que ha sorprendido incluso a un experto de la Universidad de Texas. Consultado por The Atlantic, el entomólogo explica que es normal que la especie aproveche las inundaciones para propagarse y buscar nuevos enclaves, lo extraño es que lo hagan en esa cantidad.

El mecanismo de supervivencia, común en estas hormigas amazónicas que llegaron al sur de Estados Unidos como especie invasora a mediados del siglo pasado, tiene la peculiaridad de que las hace aún más agresivas y peligrosas, según expertos consultados por la prensa local, dado que la intensidad del veneno es mayor de lo normal en circunstancias extremas.

Durante las inundaciones del Katrina en 2005, una especialista de la Universidad de Louisiana documentó episodios similares con hormigas de fuego. Muchas de las personas evacuadas en zonas anegadas presentaban picaduras de estos insectos.

Información de: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *