El Atlético y el Toluca adormecen con un empate (0-0)

26 julio 2017
Visto: 218 veces

1500951859_370974_1500951951_noticia_normal

El Atlético de Madrid empató sin goles contra el Toluca en México, en lo que fue su primer partido de preparación con miras a la próxima temporada.

Ambos equipos se respetaron de más durante la primera parte donde el fútbol fue limitado y Simeone no dudó en pegar de gritos a los suyos. Ya en la segunda parte, el entrenador argentino cambió a su once para darle oportunidad a Kranevitter, Correa, Vietto y al juvenil español Sergi González. El Cholo también le dio la oportunidad al arquero Axel Werner para tener algunos minutos en la cancha. Pero ni con la nueva alineación el partido pudo acercarse a un espectáculo.

El partido festejó a un Toluca centenario, tercer conjunto con más títulos de liga, 10. El club mexicano logró convencer al Atlético para jugar en su estadio remodelado, el Nemesio Díez, y hacerlo en el año 100 del conjunto. Sobre todo que el equipo español trajera a sus principales figuras. En uno de los palcos estuvieron los directivos de la franquicia de los colchoneros en la segunda división mexicana, los del Atlético de San Luis Potosí. 

 El Toluca es el equipo del presidente de México. Enrique Peña Nieto gobernó el Estado de México del 2006 al 2012. Durante su mandato el equipo ganó tres veces la liga. “Ahora en la presidencia, le debe uno al presidente, la satisfacción de que el Toluca sea campeón, como espero que sea en esta temporada”, dijo hace unos días durante una reinauguración del estadio.

El Atlético de Madrid regresó a México. La última vez que vino el club se llevaron consigo a un joven con ganas de comerse el mundo, Raúl Jiménez. Eso fue en 2014. Tres años después regresaron con un escudo renovado y con una plantilla atractiva encabezada por Griezmann.

Los colchoneros jugaron su primer partido en México en 1967 contra otro equipo que tenía los colores rojiblancos en su uniforme, las Chivas de Guadalajara. A partir de ahí ha mantenido amistosos con otros equipos de México como el América, Puebla, Veracruz, Tigres, Monterrey, Cruz Azul y el Toluca. Incluso jugaron contra el Barcelona en 1981 y contra la Roma en 2003.

Pero hubo un episodio que enturbió las relaciones entre los colchoneros y los mexicanos. El 1 de agosto de 1993, un año antes de la Copa del Mundo en Estados Unidos, el Atlético jugó un amistoso contra la selección de México. Juan de Dios Ramírez le lanzó una certera barrida al atacante Roman Kosecki. Así empezó toda una batalla campal en la que coincidieron Jorge Campos, Miguel Piojo Herrera y Javier Aguirre, auxiliar del tri. Los madrileños ganaron 2-3.

En México se le tiene un especial cariño al Atlético por ser el club que se fijó en su niño de oro, Hugo Sánchez en 1981. El resto se tradujo en goles y luego a su traspaso al Real Madrid. En el partido frente al Toluca, la directiva mexicana trató de reunirlo junto con Luis García Postigo y el propio Raúl Jiménez, aunque sin éxito.

 

Información de: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *