Ganadores de los Debate

21 abril 2017
Visto: 419 veces

debates1

 

Sin duda los Debates han crecido en importancia pero por desgracia los han convertido en un circo, de origen sus formatos perseguían el objetivo de dar a conocer las propuestas, hoy son arenas de ataques y confrontaciones, una herramienta utilizada o solicitada en muchos casos por los perdedores.

 

Hoy si bien no en todos los casos si existen figuras desesperadas por realizar estos ejercicios para lograr captar la atención que naturalmente no les asiste, muchos al sentirse perdidos buscan a toda costa alguna plataforma que les de notoriedad y dicha presencia la buscan con base en ataques y denotaciones sin mediar de por medio ninguna propuesta.

 

Los candidatos a Gobernador han estado ya en tres debates, uno organizado por el instituto electoral otro más por la Ibero y el ultimo por algunas organizaciones ciudadanas, al realizado por la universidad el candidato del PRI no asistió argumentando una reunión ya previamente comprometida, el ultimo de los tres debates se desarrollo en Torreón y su organización dejo mucho que desear  pero sin embargo fue donde más propuestas se expusieron, si bien los candidatos mostraron nivel la audiencia no guardo el orden y la seriedad requerida., puntualizamos que en este tercer evento no acudió Armando Guadiana.

 

Como suele suceder en todas las confrontaciones siempre existen ganadores y perdedores pero ello depende en mucho del punto de vista personal o corporativo, Guadiana tiene un guión muy corto que le genera dar respuestas automáticas e iguales para todo, su postura es muy echada para adelante pero difícilmente demuestra capacidad para ser Gobernador.

 

Guillermo Anaya esta montado en su rol de ataque, sus propuestas se acompañan siempre con alguna señalamiento en contra del actual gobierno pero no especifican la manera o los mecanismos para cumplir lo que oferta, su discurso también es reiterativo.

 

Miguel Riquelme, da una postura de seguridad en lo que afirma pero proponer y defenderse desarticula su dialogo,  a pesar de ello  hasta el momento no ha perdido el aplomo en sus respuestas.

 

Jose Angel Perez intenta cumplir un rol escénico que imita la imagen de series mexicanas de corte violento, acomodar tras de toda su perorata la frase “Arre” dispersa la seriedad de su discurso, aun que si duda la actitud de bravuconeo pudiera generarle algunos adeptos.

 

Javier Guerrero por su parte ha sido el mejor librado en los debates, la causa de ello no es más que no tener cola que le pisen, sus propuestas son realistas, fundadas y posibles, no oferta nada ajeno a lo que realmente se pueda cumplir, la seriedad que siempre le acompaña es bien vista por el observador astuto e inteligente, un grupo que no se deja llevar por el espectáculo o el drama teatral que otros utilizan, cualquiera que analice a fondo debe entender que su capacidad y honestidad lo ponderan como el personaje más capaz para ser Gobernador de Coahuila, pero no debemos olvidar que el espectáculo vende y que muchos prefieren el chacoteo así como el pleito para basar sus preferencias.

 

Luis Horacio Salinas ha ido en asenso, si bien no electoral si en su capacidad de responder y reflejar certeza en lo que propone, sin embargo tampoco ha explicado el como poder cumplir sus ofertas.

 

La ciudadania parece no comprender que la estrategia del ataque tiene un limite, si algo no afecta a la estructura del PRI es justamente los señalamientos, recordemos que ello tienen un numero muy bien definido de votos cautivos, a dicha clientela electoral no le asusta lo que digan de sus candidatos ni mucho menos les asombra, forman parte de un sistema con el que ellos comulgan y están de acuerdo, esa fuerza electoral es prácticamente inamovible, ante lo dicho el camino de cualquiera que aspire a vencerlos debe estar sustentado en las propuestas viables y creíbles, los electores opositores ya están distribuidos entre todos y si quieren aumentar su fortaleza tienen que buscar la manera de llegar a los indecisos o a quienes siempre se abstienen de votar.

 

Al momento el único perjudicado de las confrontaciones disfrazadas de debate es Guillermo Anaya, esta acudiendo a una mesa donde solo el puede perder, al final no decimos si sea mala o buena opción pero si aseguramos que sus votos no son corporativos y ello significa que cuenta con un capital volátil, entre mayor sea su exposición más grande el riesgo de dejar de ser opción, en cada embate la semejanza de su partido con el PRI es mayor y ello le invalida ser quien capte el voto natural o verdadero.

 

En estas alturas, a poco mas de cuarenta días de la elección la moneda esta en el Aire, todos pueden subir o bajar a excepción de Miguel Riquelme, al candidato de PRI lo alcanzas o lo pasas pero esperar a que descienda es inútil.

 

Si en verdad se quiere la alternancia es necesaria una definición, pensar en el bien general amerita buscar de entre los contrincantes al más honesto, recordemos que se juega el futuro y no un partido de futbol, en esto no existen camisetas o fanatismo, lo que se ocupa es inteligencia, valor y voluntad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *