Algo que vale la pena contar : ALBERTO BOARDMAN

16 febrero 2017
Visto: 231 veces

boardman

“No importa lo ocupado que piensas que estás, debes encontrar tiempo para leer, o entregarte a una ignorancia auto elegida” Confucio.

Una característica imprescindible de un buen lector, es la relectura. Reflexionemos un poco. Científicamente se encuentra comprobado que ante la gran avalancha de datos que almacenamos cotidianamente, nuestra memoria elige sólo determinada cantidad de ellos para recordarlos de manera habitual. A través de la relectura, reafirmamos cierta información y entonces podemos retenerla más fácilmente en la memoria a largo plazo.

La relectura nos permite descubrir nuevas ideas que posiblemente en un primer vistazo, habíamos pasado de largo. Al unificar la idea, exploramos por entero el sentido del pensamiento del autor y podemos apreciar desde una óptica muy diferente el mensaje total de la obra.

En últimas fechas me he propuesto la relectura de al menos el 20% del total de los libros leídos durante el año. Para tal fin, he destinado un sitio especial que me permite ir acumulando aquellos libros que considero, deben pertenecer a esa exclusiva familia de candidatos. Lo peor que puede suceder es que me acusen de discriminación literaria, pero como en todo, hasta en los libros hay niveles.

Amén de lo anterior (y respetando otras ideas), soy un aficionado a personalizar mis libros, y por ello me apasiona aderezarlos de apuntes, subrayados, observaciones, y por supuesto, anotar en la primera página, la fecha de cada lectura; es como una suerte de pasaporte, cada que regreso a ese país de letras, queda un registro de la visita.

Claro, con los libros sucede algo similar que con las personas, conocemos algunas por trabajo, necesidad, cordialidad y el vínculo no pasa de ahí. En cambio otras relaciones, despiertan en nuestra vida afectos y apegos especiales, por lo que generalmente buscamos insistir en su compañía. Y, ¿Verdad que siempre que volvemos a encontrarnos, consolidamos aún más esa amistad? Pues con los libros sucede exactamente lo mismo. Haga la prueba, pero así como sucede con las amistades, sea selectivo, no cualquier libro merece su relectura.

“Si sólo lees los libros que todo el mundo está leyendo, solo puedes pensar lo que todo el mundo está pensando”. Haruki Murakami.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.                                     Contacto: [email protected]  –  Twitter: @AlBoardman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *