Fepade complice del Gobierno de Coahuila

14 febrero 2017
Visto: 882 veces

Captura de pantalla 2017-02-14 a la(s) 1.13.04 a.m.Fepade complice del Gobierno de Coahuila

Coahuila- 14/2/17- Pese a los múltiples casos presentados la fiscalía especializada para delitos electorales continua mostrando una actitud permisiva y pasiva al respecto, las evidencias de los delitos cometidos son pruebas suficientes para motivar su actuación pero sin embargo continua en una posición inerte así como complaciente convirtiendo a la autoridad en complice por omisión.

Grabaciones en video dan prueba plena de la manera en que funcionarios públicos que operan bajo las ordenes del ejecutivo cometen actos delictivos promocionando y persuadiendo el voto en favor del candidato dispuesto e impuesto desde la cúpula del poder., Conductas perfectamente descritas y sancionadas por la ley son cometidas sin el menor recato por diversos funcionarios públicos lesionando o poniendo en riesgo el adecuado desarrollo del proceso electoral.

Quien fuera Secretario de Desarrollo Social en el Estado filmado en un evento público donde solicito e indico a sus subordinados a modo de instrucción a quien deberían de apoyar infiriendo al mismo tiempo una velada amenaza respecto a que de ello dependía la continuidad en sus trabajos; Otro caso, el reciente video dado a conocer por diversos medios en donde un funcionario publico en horario laboral preside una reunión donde acompaña a una pre candidata en el municipio de Ramos Arizpe aclarando que actúa en nombre de Miguel Riquelme y del Gobernador para solicitarles apoyo electoral, ademas de hacer mención de propuestas y programas públicos que otorgan dando a entender un condicionamiento respecto a los mismos a cambio de ayuda.

El Gobernador del Estado conoce del tema pero evidentemente no actúa al respecto y ello derivado de que no puede juzgar sus propias indicaciones, Coahuila esta inmerso en la impunidad así como en la ilegalidad, se vive bajo un mandato lleno de corrupción y complicidad, por desgracia las autoridades encargadas de guardar los ordenamientos y procurar el derecho no actúan y en su omisión se convierten en complice.

Lo que acontece en Coahuila es el preludio de lo que veremos en las próximas elecciones federales en donde se elegirá Presidente de la república, es evidente que nadie en Mexico puede garantizar la legalidad pues todo apunta a que la corrupción es orquestada desde lo más alto del poder, los altos sueldos de funcionarios electorales solo sirven para empobrecer mas a la población así como para pagar favores políticos a quienes son favorecidos con los cargos, nuestro país vive una anarquía y lo que pasa en nuestro Estado es un claro ejemplo de ello.

Si las leyes electorales se cumplieran Miguel Riquelme ya hubiera sido descalificado para contender y muchos funcionarios ya purgarían de menos alguna pena o sanción por su actuar delictivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *