Líder de la Jucopo en la Cámara de Diputados de Tamaulipas denunció la presencia de hombres armados en su oficina

5 enero 2022
Visto: 323 veces

 

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados de Tamaulipas, Armando Zertuche Zuani, denunció que personas armadas y vestidos con ropa táctica, intentaron ingresar a su casa de gestión ubicada en Reynosa.

Mediante sus redes sociales, el político informó que el martes 4 de enero, alrededor de las 3:30 de la tarde, personas armadas intentaron entrar a la fuerza a sus oficinas.

“Amigas y amigos. Quiero informarles que el día de hoy alrededor de las 3:30 de la tarde, nuestra oficina de gestión ubicada en la calle Nogales #700, de la colonia Jardín, en Reynosa, fue ‘violentada’ por personas armadas vestidos con ropa táctica, los cuales intentaron ingresar a la fuerza a nuestras instalaciones forzando las cerraduras y volteando las cámaras del lugar”, escribió en sus redes sociales.

“Desconocemos cual sea el motivo para intentar ingresar a la fuerza, pero estos hechos no pueden quedar impunes”, por lo que “hago publica esta información para que se den cuenta que la intención de infundir temor a nuestros miembros de Morena en pleno proceso electoral ¡No les va a funcionar!”, (sic), señaló en su cuenta de Facebook.

Finalmente, Zertuche Zuani aseguró que acudirá a las instancias correspondientes para presentar formalmente la denuncia de estos hechos, “los cuales repruebo en todo aspecto”, al tiempo que aseguró contar con información suficiente para dar con los responsables.

Violencia en Tamaulipas, sin tregua

Tamaulipas es uno de los estados más violentos desde hace años y que sigue sin dar tregua a sus habitantes, así como a las corporaciones policiacas, ya sean municipales, estatales o federales; dejando a los tamaulipecos a merced de los criminales.

Un caso concreto de lo que ocurre en esa entidad es el de Ciudad Miguel Alemán, una de las poblaciones que conforman la frontera chica entre Tamaulipas y Estados Unidos, se ha convertido en el epicentro de la guerra entre el Cártel del Golfo y el Cártel del Noreste.

A decir del periodista Héctor de Mauleón, todas las noches se escucha el tableteo de las armas, por lo que “los habitantes de Ciudad Alemán pasan la mayor parte de las noches encerrados en sus casas”.

De acuerdo con el columnista, las autoridades estatales justifican que no hay manera de probar “jurídicamente” los eventos violentos que ocurren en aquella región.

Y es que, según su explicación, a pesar de las innumerables fotografías y videos en las redes sociales que han dado fe de los múltiples enfrentamientos, en aquellos sitios nunca quedan los cuerpos.

“Luego de cada enfrentamiento los sicarios se llevan a sus muertos. De ese modo los enemigos ignoran cuántas víctimas cobraron, y no existe así la percepción de que ‘se calienta la plaza”, explicaron las autoridades al periodista.

A ello se suma que los medios de comunicación viven con miedo de reportar las tragedias que suceden a diario y que las denuncias ciudadanas tampoco son enteramente confiables, pues el crimen organizado “manipula las redes para imponer versiones y percepciones”.

En este lugar ya no hay policía municipal. La seguridad está a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional (GN) y la Policía Estatal. Sin embargo, “ni así se controla la situación”.

La frontera chica es una franja colindante con Estados Unidos que se compone por las ciudades: Miguel Alemán, Mier, Camargo y Nueva Ciudad Guerrero. Se ubican entre dos ciudades con abundante actividad criminal: Reynosa y Nuevo Laredo.

“Toda la frontera chica, que es entre los municipios entre Reynosa y Nuevo Laredo, siempre ha sido un polvorín porque es una frontera importante para muchas actividades y sobre todo para el narcotráfico”, dijo la investigadora Guadalupe Correa-Cabrera .

Las actividades ilícitas van desde el tráfico de drogas de personas, armas, contrabando de mercancías (algo tradicional en la historia de Tamaulipas) y hasta animales exóticos.

“La frontera es una tierra de mucho interés porque quien pasa por la frontera drogas, armas, tú dejas que pasen por la frontera, como controlas esa plaza y esa tierra puedes pedir piso”, añade Correa-Cabrera. El derecho de piso es el dinero que cobran ilegalmente los que dominan un territorio a cambio de poder pasar por ahí y de no hacerlo o no pasan o sufren consecuencias”, destacó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *