Maximiliano de Habsburgo: el anillo que perteneció al emperador y que ahora resguarda Salma Hayek

28 diciembre 2021
Visto: 355 veces

 

El segundo Imperio Mexicano fue sin duda una etapa muy recordada en la historia de México. Éste se dio que luego de la invasión francesa al país, tras la declaratoria de la moratoria de la deuda externa, por parte de Benito Juárez, en la segunda mitad del siglo XIX.

Tras esto, llegó a gobernar el país Maximiliano de Habsburgo, con su esposa la emperatriz Carlota de Bélgica. El Imperio a cargo de estos personajes duró poco tiempo, únicamente de 1864 a 1867. Tras su final y la restauración de la República, en la que Juárez volvió a la presidencia, Maximiliano murió fusilado en el Cerro de las Campanas, en Querétaro, el 19 de junio de 1867, al lado de sus generales Tomás Mejía y Miguel Miramón.

La muerte de Maximiliano derivó del conflicto entre imperialistas y republicanos; luego de que Maximiliano se enemistara con los conservadores de México, y de que Napoleón III retirara sus tropas del territorio mexicano.

A pesar de que el emperador pudo haber huido del país tomó la decisión de quedarse y se dirigió a Querétaro con sus hombres leales para resguardarse de las tropas liberales, quienes lo siguieron y sitiaron por dos meses.

De acuerdo con la historia oficial, el 19 de junio de 1867, el Archiduque Maximiliano de Habsburgo fue fusilado en el Cerro de las Campanas, Querétaro (Foto: AGN)

El General Mariano Escobedo, Comandante del Ejército del Norte, durante el sitio de la plaza, tomó por sorpresa el fuerte de la Cruz, último reducto conservador, y persiguió al emperador austriaco y a sus generales hasta el Cerro de las Campanas, en donde se logró su rendición.

Maximiliano, acompañado de sus generales Miguel Miramón y Tomás Mejía, fueron hechos prisioneros y sometidos a un Consejo de Guerra, el cual fue llevado a cabo en el Gran Teatro de Iturbide, en donde fueron sentenciados a la pena de muerte, por la ley del 25 de enero de 1862.

El fusilamiento del emperador europeo causó controversia, tanto en el ámbito nacional, como en el ámbito internacional. Muchas personas fueron las que pidieron indulto para los acusados, sin embargo, no tuvieron peso a favor durante el juicio, ya que la ejecución se convirtió en un acto simbólico a nivel mundial sobre el respeto a la soberanía y la afirmación del nacionalismo mexicano.

Se dice que antes de morir, Maximiliano dijo las siguientes palabras: “voy a morir por una causa justa, la independencia y la libertad de México. Que mi sangre selle las desgracias de mi nueva patria, ¡Viva México!”.

Durante la entrega de los premios Oscar del año 2017, Salma Hayek lució un hermoso anillo, el cual fue creado con el botón de un traje de Maximiliano de Habsburgo. Foto: Instagram

Al morir Maximiliano de Habsburgo, dejó preciados objetos que le pertenecieron. Uno de estos objetos, lo lució la actriz mexicana Salma Hayek, quien es de origen veracruzano.

La actriz, que es considerada un ícono del éxito latinoamericano en Hollywood, está casada con François-Henri Pinault, un empresario francés, considerado uno de los hombres más ricos del mundo. Según el medio Vive USA la fortuna del empresario es de USD 7,000 millones. Pinault es director ejecutivo del Grupo Kering, empresa fundada por su padre en 1963, la cual es dueña de varias acciones y marcas de moda de lujo, incluidas Alexander McQueen, Gucci, Yves Saint Laurent y Balenciaga.

Y es que la esposa del empresario francés, Salma Hayek, durante la entrega de los premios Oscar del año 2017, lució un anillo con un botón incrustado, el cual perteneció nada menos que al emperador Maximiliano de Habsburgo. “Este es un anillo que perteneció a Maximiliano (…) Era el botón de uno de sus trajes y ahora lo trae una mexicana”, declaró Salma orgullosa al desfilar por la red carpet de la 89 entrega de los premios en el Doby Theatre de Los Ángeles.

Para complementar su look de aquella ocasión, la actriz eligió algunas otras piezas de joyería antigua, como una diadema también del siglo XIX, un par de aretes candelabro, un vestido negro de transparencias y finos tirantes de Alexander McQueen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *