México Paso a Paso Rumbo a la Dictadura

24 noviembre 2021
Visto: 569 veces

 

 

Para quienes lo dudaban y tengan capacidad mental de observar la realidad deben entender que la intención de López Obrador pretende una Dictadura, todos sus actos van encaminados a ello siguiendo un manual ya escrito y que ha sido utilizado a lo largo de la historia.

Durante tres años de Gobierno el centralismo del poder  ha aumentado considerablemente, poco a poco mengua cualquier equilibrio, la división de poderes desaparece, las decisiones legislativas al igual que las judiciales dependen de su indicación, modifica leyes, excita procesos judiciales acusa desde la impunidad de su investidura a los civiles, medios informativos, políticos, agrupaciones, organismos y asociaciones. abusa de las leyes transgiversando sus motivos para utilizarlos a su antojo o conveniencia, de esto el más claro y reciente ejemplo lo es el haber dado el carácter de obras de seguridad nacional a la construcción de un tren o cualquier obra realizada por el su gobierno, aunado a ello dentro de sus acciones rumbo a la dictadura esta la injerencia del Estado en la producción, control y monopolio de energías, así como su venta o distribución, el decidir autoritaria sobre presupuesto, asignación de obras, contratos u otorgar beneficios fiscales al antojo, inmiscuir al ejercito en temas electorales, su utilización política, el enriquecer a los altos mandos castrenses, el tomar control de las policías unificándolas en un solo mando que depende directamente de él, militarizar al país, fortalecer a la prensa a fin y demostrar o destruir a la crítica, si bien lo citado son algunos de los ejemplos que dan claridad a la ruta que tienen trazada López obrador también existen otras muchos que demuestran de manera clara su intención.

Hoy en México la efectividad del voto ciudadano ya se encuentra amenazada, su intención de desaparecer a los organismos electorales lo denota claramente, López no solo busca ser juez y parte sino también elector, cualquier resultado o proceso relacionado a las elecciones que no le complace es criticado, desconocido, atacado y en su caso anulado, una soberbia Presidencial desmedida, lista para descalificar cualquier resultado adverso pone en alto riesgo la democracia.

Es claro que para López Obrador sus caprichos están por encima de la capacidad o popularidad de los personajes a quienes impone como candidatos o compinches, hoy se puede ver a un sujeto como Manuel Bartlett con enorme poder político al igual que cobijado con una impunidad, ello a pesar de que su persona es la muestra viviente de las peores épocas de corrupción, abuso y saqueo, dueño de una riqueza inexplicable, con los peores antecedentes así como vinculado en múltiples ocasiones por su relación con el narco, fraude electoral e incluso homicidios, pero para López eso no importa, tampoco le importo lo de su amigo Barbosa o lo de su nuevo socio político el ex     Gobernador Manuel Velasco Coello, otra figura ligada a actos de corrupción y que además tienen sus orígenes en los más rancios cotos de poder priistas, que decir de Claudia Sheinbaum la consentida para imponerla como su sucesora a quien desde palacio han protegido a capa y espada por los problemas de inseguridad, corrupción o la caída del metro que provoco muertes y gastos, cualquier otro mandatario en lugar de defender a sus pupilos les hubiera aplicado la ley o de menos dejado de estimar para ser el objeto de sus imposiciones electorales, pero López solo pone oídos sordos, replica sus verborreas y finge demencia, en su mundo todo lo malo que sucede es de ignorar o simplemente se niega eliminando toda ecuación política de aquello que le estorba.

Para cualquier Dictador las instituciones deben tener el único objetivo de defenderlo y encubrirlo, de ese modo es que López les ha estado utilizando, prueba de ello fueron los ataques a los candidatos punteros de Nuevo León así como su intromisión publica en el proceso electoral alegando una injustificada libertad de expresión a sabiendas de que violaba la ley, para AMLO violentar la constitución o remendarla a su antojo le significa un hecho normal, el poner en duda la autonomía de la fiscalía general de la república tampoco le importa, su descaro es utilizado para amedrentar, chantajear y presumir la impunidad, el no      esconde ni disimula sus excesos sino por el contrario se mofa y presume con frivolidad temeraria.

Por años López Obrador lanzo criticas ante acciones que hoy él ejerce de manera aumentada, utiliza a sus partidos satélites para eliminar contrapesos, da concesiones, así como impunidad a quien se presta a sus locuras, sus promesas de campaña quedaron en el olvido, no tenemos energía eléctrica más barata, ni gasolina a diez pesos por litro pero de ello ya no habla, si no a cumplido es culpa de la mafia del poder y de que ahora se requieren décadas para según él remediar todo lo malo del pasado, al igual que cualquier dictador él no se equivoca, nunca tienen culpa y todo lo que hace es bajo el supuesto de búsqueda de mejoría para el pueblo, un pueblo que al igual que sus enemigos nadie identifica, son solo libretos que el se     inventa si no te gusta algo eres su enemigo y mientras no reclames eres pueblo bueno aunque nadie sepa que se gana bajo ese señalamiento.

Hoy la legitimad electoral construida por años esta tirada a la basura, incluso la legitimidad de su propio triunfo, tal pareciere que la elección donde participo y gano fue la   última medianamente legal y ahora siempre que pierdan sus candidatos o partidos habrá que tachar de viciado el proceso.

Ante los próximos 3 años todo puede pasar, cualquier ocurrencia se puede suceder estamos ante los excesos de un Dictador y aun que los efectos se mantienen aun tras bambalinas ya nadie puede negar el rumbo ni la      intención.

Nos queda claro que la política de López Obrador muestra una peculiar y propia lógica, en la cabeza de este sujeto se puede cambiar cualquier realidad científica o comprobable sin mediar recato alguno, para estos individuos el sol puede ser verde y el cielo rosa, incluso el mundo plano siempre que se logre confrontar y con ello señalar o    atacar todo resulta viable.

Solo nos queda por tiempo limitado el derecho de votar, no dejemos pasar una sola oportunidad para ponerle un alto, o lo hacemos o estaremos dejando un México que seguro nadie queremos, nos dirigimos a caminos de     regresión, la economía sufre descalabros, los pobres van en aumento, la inflación sigue creciendo, la competitividad se desvanece, cae el crecimiento, no se apuesta ni a la ciencia ni mucho menos a la tecnología, López lo que persigue es un pueblo de ignorantes con necesidad de agradecer un beca sin tener nada más que logre sustento. AMLO pretende terminar con todo y mantener su control de la mano con el ejército y el crimen organizado a quien hasta hoy mantiene de aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *