Un joven cubano de 16 años fue arrestado y rapado tras marchar el 15 de noviembre contra la dictadura de Díaz-Canel

18 noviembre 2021
Visto: 406 veces

 

El joven cubano Reniel Rodríguez, de 16 años fue detenido por la dictadura de Miguel Díaz-Canel. El adolescente había marchado vestido de blanco el pasado lunes por una calle de Cárdenas, en Matanzas.

La Alianza Juvenil Libertaria indicó que el menor está recluido en la Escuela de Formación Integral de Matanzas, lugar donde fue rapado y al que solamente tiene acceso a una llamada.

“Nuestro compañero Reniel se encuentra en el EFI (Escuela de Formación Integral). Estos centros son dirigidos por el Ministerio del Interior, donde se asegura un completo adoctrinamiento y cambio de conducta para los jóvenes. Su cabeza fue rapada y sólo tiene acceso a una llamada“, publicó la Alianza en su cuenta en la red social Twitter.

El medio local CiberCuba recordó que Rodríguez, conocido en las redes sociales como “Lunático Debates”, publicó el 15 de noviembre un video en el que se sumaba a la “Marcha Cívica por el Cambio” convocada por la plataforma Archipiélago, y pedía a la población que se sumara.

Siguiendo al mismo portal, “antes de ser conducido a las dependencias policiales, un miembro del Partido Comunista, presuntamente orientado por la Seguridad del Estado, le ordenó borrar el video de su marcha, y escribir un tuit en el que pedía a sus seguidores que no siguieran divulgándolo, cosa que hizo”.

Desde Twitter, en las últimas semanas el joven había criticado al régimen, pidió reiteradamente la liberación de los presos políticos y hasta incluso cuestionó el adoctrinamiento escolar.

La noticia de su detención se conoció luego de que se confirmara la llegada de Yunior García, líder de las protestas contra Miguel Díaz-Canel, a España. Este jueves, el opositor brindó una conferencia de prensa en la que dio detalles de su viaje al Viejo Continente

“Entiendo lo complejo que es el caso cubano y entiendo que muchas veces hay una relación romántica con lo que Cuba significa para muchas personas. Lo cierto es que hay una dictadura, una tiranía brutal, como pocas veces se ha visto”, comenzó su intervención García.

“Soy artista, no político”, aclaró; al tiempo que manifestó: “La relación que cada uno tenga con Cuba tiene que madurar. La revolución no sólo devoró a sus hijos. Ahora está devorando a sus nietos”.

Luego expresó: “El 11 de julio fue un estallido social quizás como nunca habíamos tenido en la historia de Cuba. Se levantaron millones de cubanos pidiendo medicamentos, alimentos y libertad. Hubo personas que fueron golpeadas por cantar una canción como ‘Patria y vida’ en las calles. Cuba vive la censura, la exclusión, la despersonalización del individuo”.

Y siguió: “A partir del 11 de julio empezamos a ser más vigilados. Me reuní con Silvio Rodríguez. Él entendió que manifestarse es un derecho y que se debía hacer algo por la liberación de los presos. Pese a las diferencias, ese diálogo mostró que puede ser posible hablar. Ese diálogo no existió con la dictadura”.

García subrayó que “no hay ningún tipo de democracia en Cuba. Ellos (la dictadura) dicen que tienen una mayoría y eso es falso. Ellos usan la excusa de la mayoría para dejar sin derechos a la gente, para encarcelar a todo el que piense distinto. Creamos una plataforma plural como Archipiélago que incluyera personas de todo signo político”.

El joven dramaturgo enfatizó en que quería un diálogo político que pudiera llevar a una solución pero se lo negaron. “Cuando anunciamos la marcha para el 15 de noviembre, empezó una persecución feroz. Me cortaron Internet, el teléfono de mi casa, le cortaron el teléfono a cualquier persona que tuviera cerca para que no pudiéramos comunicarnos. La Fiscalía me llamó y me dijo que me iban a llevar a una cárcel dos décadas”, narró.

Información de: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *