Autorretrato de Frida Kahlo rompió récord en subasta: pagaron más de USD 34 millones

17 noviembre 2021
Visto: 244 veces

 

La pintura Diego y yo, realizada por la artista mexicana Frida Kahlo en 1949, fue subastada por la casa Sotheby’s en USD 34.9 millones durante la tarde de este martes. Con esta cifra, el autorretrato rompió el récord anterior obtenido por otra pieza artística de Kahlo, la cual alcanzó los USD 8 millones, por lo que, hasta este momento, se le ha considerado como la obra de arte latinoamericano más costosa de la historia.

La pieza fue subastada por primera vez en más de 30 años en la ciudad de Nueva York por un costo de USD 1.4 millones y, en un inicio, se estimó que alcanzaría un precio de entre USD 30 millones y USD 50 millones. La última vez que se puso en puja, también en un remate de Sotheby’s, fue en 1990. La pintura le perteneció al magnate inmobiliario Harry Macklowe y a su esposa Linda, una experta en arte que trabaja en el consejo de administración de la Fundación Guggenheim

Previo a la puja final, Simon Stock, especialista de la casa de subastas, apuntó para The Art News Paper, que “es probable que el cuadro no solo establezca un nuevo récord de subasta para la artista, sino que también podría convertirse en la obra latinoamericana más valiosa jamás vendida”.

La pintura «Diego y yo» fue rompió el récord como la obra de arte latinoamericana más costosa de la historia (Foto: Twitter/ @Sothebys)

La obra de Frida Khalo, considerada como una de las artistas mexicanas más reconocidas a nivel mundial, muestra un autorretrato en el que parte del cabello de la pintora está enroscado alrededor de su cuello como si fuesen cadenas, mientras en sus mejillas pueden notarse sus lágrimas. De acuerdo con la interpretación más difundida de la pintura, la miniatura de Diego en su propia frente señala el amor que Frida sentía por el pintor de frescos. Él está constantemente en sus pensamientos.

Kahlo creó esta obra durante el romance entre Diego Rivera, en la cual el muralista sostuvo una relación amorosa con la estrella de cine María Félix, noticia que llegó a la primera plana de los periódicos de la época. La pieza fue realizada para la pareja Florence Arquin y Sam Williams, amigos de ella.

Un año después de que Frida fuera operada por séptima vez de la columna vertebral y pasara nueve meses en el hospital, inició el decaimiento de su salud física, lo cual tuvo una repercusión en su obra, ya que debido al consumo de analgésicos para el dolor, sus pinceladas fueron más suaves. Se dice que Diego y yo es una de sus últimas obras en las que Kahlo tuvo libre expresión para expresarse en el lienzo.

Frida Kahlo y Diego Rivera mantuvieron un romance que, se dice, estuvo empañado por infidelidades (Foto: Sitio Web Museo Frida Kahlo)

A fines del año pasado, el Museo Lucas de Arte Narrativo, de Los Ángeles, California, compró uno de los famosos autorretratos de Kahlo , Autorretrato dedicado al Dr. Eloesser (1940). Mientras tanto, en agosto, el curador y coleccionista Kenny Schachter informó en Artnet News que otro autorretrato de Kahlo, Me and My Parrot (1941), se vendió a través de Christie’s en una transacción privada por más de USD 130 millones a un coleccionista asiático.

Frida Kahlo falleció en 1954, a la edad de 47 años. Sin embargo, su obra y su universo no han dejado de reactualizarse, ya que el pasado mes de septiembre se publicó un libro en el que, por primera vez, reúne toda la obra de la artista mexicana, incluyendo aquellas pinturas que pertenecen a colecciones privadas de difícil acceso, con las cuales se puede realizar una reflexión más crítica sobre la vida y obra de una de las pintoras más destacadas del siglo XX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *