ROSA MEXICANO

14 septiembre 2021
Visto: 296 veces

 

Se disculpa el misógino del

Padre Lázaro Hernández Soto

 

Maten a sus hijas; mujer

Que aborta está hueca

No sirve para nada

 

Me malinterpretaron dice, pero

Sus palabras fueron muy claras

 

Sus palabras de odio no las emitió

En un café sino desde la Iglesia

YO? VOY CON MI HACHA

Si infancia es destino, sepa Pepa que habrá visto y escuchado en su niñez, el sacerdote de la Iglesia del Fraccionamiento La Salle de Monclova, Lázaro Hernández Soto, que en la misa dominical de las once de la mañana –prácticamente la más concurrida de la semana–  y en el marco de su homilía fue capaz se pronunciar francamente un mensaje de odio, cargado de misoginia que dio mucho de que hablar a la gente que llenó el templo, a la gente de los medios, pero no solo a los de casa, sino a los del resto del país.

Obviamente, no era posible soslayar lo sucedido, por sus palabras, por quien   lo dijo y por como lo dijo…

En lo que fue considerado como una apología del feminicidio, Lázaro Hernandez  Soto fue muy claro al abordar el tema:

Lean si no:

«El aborto está legalizado, todo mundo muy contentos, ‘vamos a matar todos los niños porque nos estorban. Vamos a matar todos los niños porque nos estorban’, el niño no se puede defender», dijo en su homilía.

«Y sin embargo, lo destruimos desde el vientre de la madre, ¿por qué no matamos a la mamá que tampoco va a servir para nada?, una mujer que aborta, ya no sirve para nada.

Está hueca, moral física y psicológica, una mujer que siempre va a estar amargada, una mujer que a lo mejor no va a volver a tener hijos y entonces le va a reclamar a Dios».

Así o más claro su misógino mensaje?

Obviamente hubo semejante rollo. No faltó quien le dio la razón.

Otros dijeron que la obediencia era determinante en el ejercicio del sacerdocio y que su mensaje tenía la línea de la superioridad, en este caso del Padre Eduardo Neri.

De donde si surgió línea fue posiblemente de la propia Diócesis de Saltillo, de ahí a que ayer, acompañado de dos sacerdotes Lázaro Hernández Soto salió a disculparse ante los medios asegurando que lo habían mal interpretado.

Para su mala suerte, desde el domingo empezó a circular en las redes sociales el vídeo tomado en el momento mismo en que daba su mensaje y no se ve cómo ni en qué momento sus palabras fueron mal interpretadas.

Vale decir que este sacerdote se vio de paso mal informado porque no se aprobó el aborto.

Lo que se aprobó fue sacar de las cárceles a las mujeres que llegaron violadas por un padre, un padrastro, un hermano, un violador, y que llegaron a un hospital del sector salud o que fueron encontradas en la calle o en el domicilio, desangrándose por un aborto y que encima de todo, fueron enviadas a la cárcel.

Muchas de ellas indígenas de cualquier región que ni español hablan y que fueron sometidas con lujo de violencia, la mayoría de las que llenan las cárceles de mujeres.

Es a ese segmento de la población donde se enseñorea la pobreza a quienes protege la despenalización del aborto.

Qué si se aprueba o no el aborto, será cuestión de otra ley.

Claro que no solo las mujeres pobres o muy pobres se practican abortos.

Las ricas también lo hacen pero ellas en las mejores clínicas   texanas o de las principales ciudades del país con todos los cuidados del mundo.

Pero ellas no existen para la iglesia. Seguro que porque papy o mamy, pueden ser benefactores.

Pero para cerrar lo de Lázaro Hernández Soto, no quiero saber cómo ni con quien ni lo que escuchó o vio en su infancia.

Eso si, la Iglesia debe sentar un precedente para que hechos similares no vuelvan a repetirse….

Unas vacacioncitas en EMAUS no le caerían mal con un programa  donde aprenda que a la mujer se le respeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *