Combinación de vacunas COVID-19: las 3 preguntas que la ciencia busca responder

25 junio 2021
Visto: 326 veces

 

Las vacunas para conseguir protección contra el COVID-19 se desarrollaron y evaluaron en ensayos clínicos en menos de un año durante 2020. Pero los planes de vacunación de la humanidad están demorados. Hasta hoy, sólo el 22,4% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19. Se han administrado 2.800 millones de dosis en todo el mundo, y cada día se administran 40,8 millones. Hay un acceso desigual: sólo el 0,9% de la población de los países de bajos ingresos ha recibido al menos una dosis . Por las demoras en la producción, la compra o la entrega, y por dudas sobre la seguridad, las autoridades sanitarias de los piases cambiaron la estrategia y decidieron combinar diferentes vacunas contra COVID-19. En otros países, como la Argentina, se está analizando la posibilidad.

Los planes de vacunación se destinaron principalmente a los grupos con mayor riesgo de sufrir complicaciones y muerte por la infección del coronavirus. Pero las barreras en el acceso han hecho que muchas de esas personas aún no estén vacunadas. “Hoy estamos viendo el surgimiento de dos mundos: uno que vuelve rápidamente a la normalidad y otro en el que la recuperación sigue estando en el futuro lejano”, sostuvo la doctora Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud. Mientras que los Estados Unidos han vacunado completamente a más del 40% de su población, el ritmo es mucho más lento en América Latina y el Caribe. Algunos países, como Bolivia, Ecuador y Perú, sólo han vacunado a 3% de su población y otros como Guatemala, Trinidad y Tobago y Honduras, ni siquiera al 1%.

Como una vía para completar los esquemas, se empezó a evaluar el enfoque de la combinación de vacunas para aliviar los problemas de escasez y crear más flexibilidad en los regímenes de inmunización disponibles para la gente. Ya se han decidido a favor de la combinación de algunas vacunas en Canadá, Barein, Estados Unidos, Italia, Corea del Sur, y España. Hay también ensayos clínicos que están aportando evidencia para decidir en qué casos se deberían combinar.

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) presentó resultados preliminares del ensayo clínico CombivacS sobre vacunas diferentes, y sirvieron para que el Ministerio de Sanidad autorizara la aplicación de vacunas de ARN mensajero como segunda dosis después de la de AstraZeneca en menores de 60 años.
Desde la investigación científica, hay 3 preguntas que están tratando de responder sobre el enfoque con el intercambio o combinación de vacunas:

1 – ¿Es seguro la mezcla de dosis de vacunas diferentes contra el COVID-19 que fueron desarrolladas por instituciones y empresas?

Las vacunas se han basado en diferentes plataformas. Las de las empresas Pfizer-BioNTech y Moderna crearon vacunas de ARN mensajero. En el caso de las vacunas Sputnik V del Instituto Gamaleya de Rusia, y en el de las vacunas de la Universidad de Oxford y la empresa AstraZeneca, se basaron en una plataforma de vector viral no replicativo. En el caso de la vacuna COVID-19 de Sinopharm de China, se basa en una plataforma de virus inactivados. En todos los casos, hubo ensayos clínicos que demostraron que esas vacunas eran eficaces y seguras contra el coronavirus.

Pero la combinación de vacunas diferentes en general aún está en estudio. “Los esquemas de vacunas heterólogos se están evaluando en varios estudios en diferentes lugares del mundo”, dijo a Infobae el doctor Juan Manuel Castelli, subsecretario de Estrategias Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación. “Se evalúa la seguridad y eficacia o respuesta inmunológica. La  vacuna Sputnik V o cualquiera otra vacuna se podría intercambiar, porque lo que se está evaluando en algunos casos es si por ejemplo el título de anticuerpos neutralizantes es superior al esquema de vacunas con ambas dosis iguales», agrego el funcionario.

El 4 de junio pasado,el Fondo Ruso de Inversión Directa informó a la agencia Interfax que no se habían detectado efectos adversos durante un ensayo clínico que combinó dosis de la vacuna de AstraZeneca con la Sputnik V, aunque aún  los no se han difundido en una revista con revisión de pares. En España, se lleva adelante el estudio CombivacS, que evalúa una pauta de vacunación combinada usando una segunda dosis de la vacuna de Pfizer/BioNtech (que se llama Comirnaty) en personas menores de 60 años que han recibido una primera dosis de AstraZeneca (Vaxzevria). Los investigadores difundieron los resultados del seguimiento realizado 14 días después de la segunda aplicación: parámetros indican que la combinación de esas vacunas en particular es segura y eficaz.

2- Al combinarse vacunas diferentes, ¿se lograría igualmente una alta protección?

La mezcla de vacunas no es una idea nueva, y los investigadores han experimentado con ese enfoque en la lucha contra otras enfermedades, como el Ébola. Existe la hipótesis de que administrar a las personas dos vacunas ligeramente diferentes podría generar una respuesta inmunitaria más fuerte, tal vez porque las vacunas estimulan partes ligeramente diferentes del sistema inmunitario o le enseñan a reconocer partes diferentes de un patógeno invasor.

“Los ensayos que están llevando a cabo en el Reino Unido y en España están combinando vacunas basadas en dos plataformas diferentes, las de ARN mensajero con las de vector viral no replicativo. Los resultados preliminares son muy prometedores”, comentó a Infobae Angela Gentile, médica infectóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría y de la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas de la Argentina. La experta señaló que aún no hay resultados publicados de estudios que hayan evaluado la seguridad y eficacia de la combinación de vacunas basadas en plataformas similares, como son las de AstraZeneca y las del Instituto Gamaleya.

3- ¿Qué pasa si el coronavirus sigue circulando de manera estacional como la gripe?

Por el momento, se busca controlar la pandemia mundial. Con la vacunación se persigue también alcanzar una inmunidad de rebaño que permita que gran parte de la población mundial esté inmunizada y se reduzca dramáticamente la circulación del virus. Sin embargo, hay dudas sobre si el virus se podrá eliminar totalmente. De acuerdo con la doctora Gentile, «existe la posibilidad de que el coronavirus sea un virus endémico y que se comporte como si fuera el virus de la influenza o gripe. Esto haría que se necesite inmunizar a la población cada año, y podría necesitarse la combinación de dosis». La experta agregó: «Los estudios que vayan saliendo serán muy importantes para tomar decisiones en el futuro».

 

Información de: INfobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *