Muere de Covid-19 Fernando Kushner, defensor de los animales

3 junio 2021
Visto: 261 veces

 

Murió de Covid-19 Fernando Kushner, activista defensor de los animales que dejó una vida de fiestas y lujos para en cambio alimentar a perros sin hogar.

Fernando Kushner murió el pasado lunes 31 de mayo tras dos semanas hospitalizado a causa del Covid-19 y luchar por mejorar la calidad de vida de los perros en las calles.

En consecuencia, Iván Arias, alcalde de La Paz, se refirió a la muerte de Kushner: “Fernando dio su vida por las mascotas y nos dejó un mundo mejor”.

Asimismo, mencionó que platicó con Fernando Kushner sobre la necesidad de emprender un “plan de esterilización y carnetización de mascotas”.

Al parecer, hicieron una alianza antes de su muerte con el que esterilizarán a más de 500 mil perros y se crearán programas de adopción y de carnetización.

¿Quién fue Fernando Kushner?

Fernando Kushner murió de Covid-19 el pasado 31 de mayo. Fue un boliviano que “hizo todo lo posible porque los animales (y en particular los perritos), tuvieran una vida digna.

Así lo etiquetó el ministro de Gobierno Interior, Eduardo Del Castillo, quien lamentó la muerte de Kushner. De la misma forma, el expresidente Carlos Mesa dijo:

“La vida de Fernando Kushner fue un ejemplo de cariño por las mascotas abandonadas y maltratadas a las que cuidó, alimentó y defendió. Su pérdida deja un vacío”

CARLOS MESA, EX PRESIDENTE DE BOLIVIA.

Fernando Kushner alimentó a más de mil 500 perros sin hogar, con el objetivo de retribuir con su amor por los animales lo que la vida le dio.

Diariamente acudía él mismo a entregar la comida y además promovía esterilizaciones, vacunaciones y adopciones. No paró, ni siquiera en pandemia. Y murió de Covid-19.

“Después de tener más de diez pasaportes llenos por haber viajado tanto, pienso que es época de devolver, porque ya he recibido mucho”

FERNANDO KUSHNER, ACTIVISTA.

También realizaba campañas anuales para conseguir “chamarras” o chaquetas y abrigar a los perros sin hogar durante el invierno.

Y finalmente, antes de morir ya trabajaba en un “santuario” donde acoger perros, algo que sus amigos defensores de los animales han prometido cumplir en su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *