Bebidas deportivas:cuándo sí son opción y cuándo no

23 mayo 2021
Visto: 297 veces

 

Existen varias ideas, por no mencionar mitos, en torno al tema: hidratación deportiva. Y es que si no tomamos el líquido necesario el resultado de dicho esfuerzo se puede ver afectado: ejemplo, el peso.

¿Qué es la hidratación?

De acuerdo al Departamento de salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos,es el proceso de administrar los líquidos que el cuerpo necesita.

En el caso de la actividad física, el Consejo Superior de Deportes, recomienda tomar beber medio litro de agua dos horas antes del ejercicio, con la finalidad de que la temperatura aumente lo menos posible.

Mitos y realidades de las bebidas deportiva

Mitos y realidades 1

Una correcta hidratación mejora el rendimiento de cualquier deportista, sea primerizo o experto. Las bebidas deportivas son aliadas en este tema porque están desarrolladas científicamente considerando las necesidades de los atletas, aportando agua como principal componente y otros nutrientes que se requieren para mantenerse bien hidratado.

Sin embargo, los atletas se enfrentan a una serie de mitos que pueden crear malos hábitos y, como consecuencia, pueden hacer que su rendimiento se vea perjudicado a menos del 100% durante sus entrenamientos.

Mitos y realidades 2

Uno de los errores más comunes de los deportistas es tener un mal estado de hidratación previo a la práctica de ejercicio o actividad física. Un buen tip para saber si estamos bien hidratados, es observar el color de la orina. Lo ideal es que sea amarillo claro como una limonada; cuando el color es oscuro, es un indicador de deshidratación.

De acuerdo con el Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI por sus siglas en inglés) es importante consumir carbohidratos antes de entrenar que puedan utilizarse como fuente de energía para estar listos y entrenar con todo el “combustible”.

Mitos y realidades 3

Al hacer ejercicio es normal que el cuerpo sude, pues es el mecanismo que controla nuestra temperatura corporal. El sudor tiene un sabor salado, ya que está compuesto principalmente por agua y minerales, los cuales deben reponerse para no afectar nuestro rendimiento y recuperación. Uno de esos nutrimentos es el sodio. Cuando hacemos ejercicio, que va desde jugar fútbol, básquetbol, actividad de alta intensidad o de resistencia, sudamos y nuestro nivel de sodio disminuye.

Este electrolito es el que perdemos en mayor cantidad al sudar y, por lo tanto, debemos recuperar los minerales a través de bebidas o alimentos durante y después del ejercicio. Si no consumimos los nutrimentos que el cuerpo requiere, puede haber una baja en nuestro rendimiento e incluso podemos presentar malestares como, por ejemplo, calambres.

Los calambres se pueden presentar por varias razones, una de las más comunes es porque el atleta no tiene un buen balance. Esto puede suceder principalmente por la pérdida de minerales y carbohidratos a través del sudor. De ahí la importancia de que durante la actividad repongamos el líquido perdido al sudar, pues así aportaremos más energía a nuestro cuerpo.

Mitos y realidades 4

Una mala hidratación antes de comenzar la sesión o no aportar nutrientes durante la actividad y descuidar la recuperación, una vez concluido el ejercicio, nos llevará a que nuestros músculos se repongan de manera más lenta.

Uno de los mitos más comunes sobre las bebidas deportivas, es que contienen altos niveles de calorías y que nos harán contrarrestar todo el esfuerzo hecho al ejercitarnos; la realidad es otra. Un buen ejemplo es Gatorade 500 ml. Esta bebida deportiva aporta 120 calorías.

Un deportista debe conocer los beneficios y aliados como las calorías, carbohidratos y otros nutrientes, ya que son las herramientas para rendir de manera óptima durante el ejercicio. La clave está en obtener

**A través de alimentos y bebidas durante todo el día- los adecuados nutrimentos que requerimos en calidad y cantidad, acorde al ejercicio que practicamos.

La correcta hidratación antes, durante y después del ejercicio es clave para mejorar nuestro rendimiento, evitar malestares y tener una recuperación adecuada para que seamos imparables en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *