AVISO DE CURVA Rubén Olvera Marines

7 mayo 2021
Visto: 248 veces

 

 

Panorama Electoral de Coahuila: hielo, líquido y vapor

Se acercan las elecciones federales y locales en Coahuila. A estas alturas, de no acontecer accidentes políticos significativos, las encuestas podrían estar acercándose a lo que será el saldo final del 6 de junio. Razón por la cual, vale la pena trazar un escenario de lo que sucederá con los tres partidos con mayores posibilidades de triunfo en los siete distritos federales y las 38 alcaldías.

Las propiedades que adquiere el agua según sea el estado en el que se encuentre, toma forma de una herramienta divertida y sugestiva para el análisis. Veamos.

Hielo

Salvo Monclova y el Distrito III con cabecera en esa ciudad, el PAN de Coahuila parece estar condenado a permanecer en el estado más inerte y frio del agua: el hielo.

Varios han sido los desatinos de los últimos años que han dejado a la otrora segunda fuerza política del estado sin mayores posibilidades que las que ofrecen los ex alcaldes de Monclova, Alfredo Paredes, y de Frontera, Mario Dávila, en los respectivos cargos por los que compiten en este año.

En efecto, según los más recientes sondeos, el primero podría dar al PAN una diputación de mayoría relativa. Por su parte, el doctor Dávila, estaría refrendando para los azules la alcaldía acerera.

En el resto de los distritos y alcaldías de mayor población, incluyendo Torreón, gobernada actualmente por el PAN, los electores le estarían cobrando factura al partido que en el 2017 estuvo a punto de ganar la gubernatura. Lo anterior, debido, entre otros factores, a la falta de liderazgos, la permanencia de divisiones internas, la carencia de una estructura territorial solida y al distanciamiento de los dirigentes con sus bases.

De resultar acertada la predicción de los sondeos, el PAN de Coahuila estaría obligado a reinventarse para buscar ser competitivo en las elecciones de 2023. Sólo que ahora, lo estaría haciendo de la mano del ‘Grupo Monclova’, encabezado por Alfredo Paredes. Por lo que el ‘Grupo Laguna’, que ha conducido al partido durante los últimos quince años, pasaría a la banca para acompañar al ‘Grupo Saltillo’ que se encuentra allí, en la oscuridad, desde hace “siglos”.

Líquido

El estado líquido del agua se asemeja al PRI de Coahuila: es más abundante que en los otros estados, además es fluida y flexible.

En efecto, los recientes sondeos proyectan que el PRI se alzará con el triunfo en la mayoría de los distritos y en al menos dos de las tres alcaldías con mayor población en el estado.

Además, durante las pasadas elecciones locales en plena pandemia, fue el partido que mayor capacidad de adaptación mostró para movilizar fluidamente a su estructura, logrando obtener el triunfo en los 16 distritos de mayoría.

Las encuestas arrojan que en la próxima elección el PRI podría recuperar la alcaldía de Torreón, lo mismo que los dos Distritos V y VI con cabecera en esa ciudad.

En Saltillo, no tendrá problemas para refrendar los Distritos IV y VII, así como la presidencia.

Sin duda que, para el partido del gobernador Miguel Riquelme Solís, el reto es recuperar Ciudad Acuña y el Distrito I con cabecera en Piedras Negras. Sin Lenin Pérez en la boleta, las cosas podrían ajustarse.

En Monclova, se dice, el PRI no tendría problema para cohabitar con el PAN de Alfredo Paredes y Mario Dávila. Aunque, sin duda, si se presenta la oportunidad, los tricolores no la desaprovecharán.

Se sabe también que, al igual que en Torreón, el PRI tiene algún tiempo trabajando de forma táctica en la Región Carbonífera, por lo que se muestran confiados en recuperar algunos municipios y abonar votos para competir fuerte por el Distrito II con cabecera en San Pedro de las Colonias.

Vapor

La popularidad y el arrastre electoral que en 2018 Morena mostró en Coahuila, en 2021 podría evaporarse.

En aquel año, el partido del López Obrador, junto a sus aliados, ganaron el senado, tres diputaciones federales y cuatro alcaldías.

Con tres años de diferencia y sin AMLO en la boleta, las encuestas electorales otorgan pocas posibilidades a Morena de repetir la hazaña de 2018.

En Torreón, por ejemplo, ciudad en la que parecían existir las mayores posibilidades de triunfo para Morena, con la inhabilitación de Luis Fernando Salazar Fernández como candidato, y la incorporación de su padre, Luis Fernando Salazar Woolfolk, para sustituirlo, estarían otorgando las condiciones para que el PRI alcance la victoria, sobre todo porque el PAN ha caído en las preferencias.

Al mismo tiempo, los priístas no parecen estar dispuestos a ceder la capital del estado, por lo que Armando Guadiana estaría sumando una derrota importante para Morena como aspirante a la alcaldía de Saltillo.

Así que, si en el Sureste, La Laguna y la Carbonífera el PRI encabeza las preferencias, lo mismo que el PAN lo hace en Monclova, no le resta a Morena más que redoblar esfuerzos en la frontera: retener Piedras Negras y, con el apoyo de la UDC, estrenarse en Ciudad Acuña.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *