Comercios se previenen contra el robo “hormiga”

5 diciembre 2014
Visto: 838 veces

Mazatlán, Sinaloa.- Prevenir el robo hormiga o asalto es la principal meta que tienen los comerciantes del centro de la ciudad en esta temporada decembrina.

 

Mientras que en algunos establecimientos se pueden observar cámaras de seguridad en las entradas, en otros se observa personal de seguridad que ronda la tienda para mayor vigilancia.

 

Supervigilado.

 

Pero en algunos negocios, principalmente en los de joyería o casas de empeño, se cuenta con botón de pánico y el encargado de la tienda tiene la responsabilidad  de activarlo ante algún robo.

 

Al parecer esta alarma es silenciosa y de inmediato se manda una señal a las autoridades de un posible problema en el local.

 

Mientras que en otras tiendas solamente están de observadores los empleados del negocio, atentos a las personas que entran a comprar o para observar la mercancía.

 

Vigilancia.

 

Óscar Tirado Bernal, dirigencia de Canaco en Mazatlán, informó que en el centro de la ciudad los policías realizan rondines en las patrullas.

 

Otros elementos, al ver a personas sospechosas, de inmediato les piden que se paren y luego los revisan. Si traen algún arma  son arrestados.

 

Explicó que a los comerciantes se les hacen recomendaciones para que revisen todos los billetes que reciben, ya que en algunas ocasiones pueden resultar falsos.

 

También exhortan a los encargados de las tiendas para que pidan apoyo a las autoridades municipales para trasladar el dinero a los bancos para que en el camino no los sorprendan y los despojen de su dinero.

 

El dirigente de la Canaco comentó que hace un llamado a la ciudadanía en general para que acudan a realizar sus compras en los comercios establecidos del centro de la ciudad.

 

Preocupación.

 

Raúl Bernal Tirado, expresidente de la Unión de Locatarios, dijo que como todos los años, se preparan para la venta decembrina.

 

Actualmente surge una preocupación porque anteriormente había un policía en el mercado vigilando pero hace meses que no lo asignan.

 

Afirmó que ya le avisaron a las autoridades municipales y solamente le dicen que después van a mandar uno, “y hasta la fecha, nada”.

 

Este agente que asignaban   cuidaba tanto a los locatarios como a la gente que acude a comprar.

 

Los comerciantes tenían el número de celular del agente que resguardaba el mercado y en caso de un robo, se le llamaba y este se movía de inmediato y arrestaba al ladrón.

 

Ahora, cuando ocurre un robo o despojo en el interior del inmueble, tienen que esperar a que pase una patrulla y esto puede tardar varios minutos.

 

Deterioro.

 

Otro de los problemas que se presentan en el mercado es la falta de iluminación.

 

Los faroles que están alrededor no encienden o  están quebrados.

 

Esto ocasiona que los ladrones aprovechen para esconderse en la oscuridad para cometer algún delito.

 

Debate 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *