Cuando Pierde, AMLO arrebata

7 febrero 2019
Visto: 463 veces

 

Fácil manera de remendar los errores generados por sus ocurrencias y falta de atención de la ley, el Presidente de México pese a pregonar en todas partes su Trillada frase “Nada ni nadie por encima de la ley” Actúa justo de forma contraria.

En fechas pasadas y actuando por capricho republicano ordeno la adquisición de carros tanque ( Pipas) para traslado de combustible, sin reparar en la ley de adquisiciones efectuó una compra directa a empresas extranjeras, no licitaron, ni tomaron en cuenta a decenas de industrias nacionales que podrían haber sido proveedores de dichas pipas, lo peor fue que ni siquiera consulto las características técnicas que dicho equipo de transporte debería cumplir, ante su garrafal error y en postura impositiva ordeno modificar las normas de transporte a fin de que Pemex o sus subsidiarias pasen por alto lo que la ley establece.

Si alguien recuerda la película la “ Ley de Herodes “ justo es el actuar de nuestro mandatario, esa escena donde le advierten que la constitución impide la reelección y donde con la facilidad del mundo el protagonista simplemente arranca la hoja, así pues actúa quien ahora dirige el País, ordenando a  Javier Jiménez Espriú que presente ante la comisión federal regulatoria un acuerdo para modificar la ley del autotransporte federal a fin de liberar a PEMEX , Subsidiarias o filiales de acatar las normas, como dirían allá en el norte ! Por sus puritanos Huevos ¡

Entendamos que la regulación para el trasporte favorece la seguridad de la ciudadanía si como la de los transportistas, no son ocurrencias y las disposiciones obedecen a normas técnicas que se deben acatar para evitar contingencias o accidentes, en pero ello le importa un comino al gobierno de la cuarta transformación, prefieren incrementar los riesgos en lugar de reconocer que se equivocaron y que las Pipas adquiridas no sirven ni deben circular por las carreteras de México.

Queda claro que AMLO cuando pierde arrebata, que las leyes poco le importan y que su actitud sobrepasa todo principio de legalidad.

Leyes especiales para necedades u ocurrencias será la tónica de los años por venir, de ahí se entiende la urgencia de nominar cómo magistrados a gente que se preste a caprichos o órdenes presidenciales sin miramientos ni recatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *