Dan vida con semen de cadáveres

27 septiembre 2018
Visto: 203 veces

semen-de-un-cadaver-3

Un hombre que acaba de morir aún puede ser padre. La gestación de un bebé es posible gracias a la extracción de esperma post mortem; de este método ya se han reportado nacimientos y algunos países están legislando al respecto.

Francia, Alemania, Suecia y Canadá ya prohíben la extracción de esperma de un cadáver, y en Reino Unido sólo es permitido cuando el hombre ha dado su consentimiento previo.

Jesús Jorge Beltrán Montoya, doctor de la Facultad de medicina de la UNAM, explicó a este diario que para realizar este proceso no deben haber transcurrido más de 24 horas del deceso, ya que los espermatozoides mueren, y el método es poco viable.

Recientemente, un caso desató la polémica en Reino Unido, los padres de un joven de 26 años que falleció en un accidente de motocicleta decidieron extraer —clandestinamente— el semen de su hijo para gestar al que ahora es su único nieto.

Ante la imposibilidad de realizar la fecundación in vitro en Reino Unido por las limitaciones legales, decidieron viajar a Estados Unidos, país donde sí es permitido.

La pareja británica consiguió el apoyo de una donante estadounidense de óvulo y de otra más que prestó su vientre en alquiler, y no sólo eso, los abuelos también decidieron, a través del método bebé de diseño el sexo de su nieto varón.

De acuerdo con Beltrán Montoya, la selección del sexo del bebé oscila entre los 60 y 80 mil pesos, y es legalmente permitido en México.

En 2015 nació el pequeño, que actualmente vive con sus familiares en las islas británicas.

Se estima que en Estados Unidos se han realizado alrededor de 200 procedimientos de este tipo, 130 de ellos entre el año 2000 y 2014, informó a medios británicos el urólogo Cappy Rothman, quién realizó en 1970 la primera extracción post mortem y actualmente cuenta con el banco de espermatozoides más grande de EU.

El experto de la máxima casa de estudios destacó que los bancos de semen se dedican a conservar a los espermatozoides en buen estado, en especial para a aquellas personas que padecen enfermedades malignas como el cáncer y que tienen planeado en un futuro concebir un bebé.

El semen congelado puede ser utilizado hasta diez años después, señaló el doctor de la facultad de Medicina de la UNAM.

De acuerdo con la Sociedad Americana para la Medicina Reproductiva, las solicitudes de semen post mortem deben aprobarse sólo en casos de esposas sobrevivientes y compañeras permanentes, y debe haber un periodo de duelo antes de que pueda usarse el esperma.

Información de: El Heraldo de  México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *