Alfonso Romo, de señor feudal a esperanza del Pueblo

11 julio 2018
Visto: 1431 veces

alfonso-romo-amlo

 

Quizás para muchos de los electores que depositaron su esperan en Morena como único partido de izquierda estos antecedentes les sean desconocidos, quien en breve se convertirá en el jefe de gabinete de AMLO resulta ser un personaje muy distante de discursos socialistas o ejercicios de igualdad social, Alfonso Romo logro estar por mucho tiempo en las listas de los hombres más ricos de México, su amistad personal con Carlos Salinas de Gortari le otorgo posibilidades inmensas de hacer fortuna, en las épocas del Fobaproa fue uno de los empresarios que mayormente se beneficiaron a cambio del empobrecimiento de muchos mexicanos.

Hoy quizás muchos tenderos que votaron por el cambio verdadero no puedan creer que quien es la mano derecha de su supuesto salvador fue quien estructuro el esquema así como la instalación de los OXXOS, lugares donde los derechos laborales están extintos y se explota a sus trabajadores bajo el disfraz asociados.

En sus tiempos de prosperidad competía con magnates como Carlos Slim con quien además compartía amistades como la  de Pedro Aspe, fue también consejero del grupo Televisa y se asegura que sirvió como puente para que la televisora adoptará a AMLO como su candidato más conveniente, en los tiempos de Vicente Fox fue uno de los que aportaron soporte financiero y de quien al final se distancio por no haber obtenido los favores esperados.

Poncho Romo como le conocen sus amigos es un fanático de las costumbres de los ricos y pudientes, entre sus aficiones se encuentra los caballos de salto, en el club hípico de Monterrey era secreto a voces las cantidades que gastaba en adquirir y cuidar sus caballos, se menciona que compro ejemplares que llegaron a costar un millón de dólares, tan solo las atenciones medicas de su cuadra anualmente podrían superar lo que cien familias de asalariados mexicanos consumen para vivir en el mismo periodo.

Hoy millones de Mexicanos pusieron inocentemente su esperanza de justicia e igualdad social en las manos de un Señor Feudal, amigo directo de las principales cabezas de quienes ellos llaman la mafia del poder, hombre nacido y echo en la opulencia, con férreas costumbres burguesas, acostumbrado a tomar tragos que superan el salario mensual de un obrero y con gustos muy por encima de lo que se puede completar con la prometida beca de $3500.00 pesos mensuales.

Un personaje conocido por atender sus caprichos incluso por sobre su propia quiebra, acostumbrado al fracaso empresarial y gustoso de recuperar las pérdidas a costo de otros.

Alfonso Romo profesa y defiende una conducta ultra conservadora, es fanático del dinero, fue dueño de cigarrera la moderna, sus esporádicas visitas a la empresa se realizaban en helicóptero y fue de los primeros empresarios en México que rara vez pisaban el suelo, en su época ello se realizaba como presunción de posición social y no por cuestiones de seguridad.

Entre otra de sus múltiples empresas se encontraba Seminis y cuya filial fue la propulsora de las semillas transgénicas, para después ser vendida a Monsanto, misma que fue creada gracias al apoyo financiero que le otorgara Alejandro Garza “La güera” a quien según se comenta posteriormente defraudo.

Además quien será uno de los encargados de la cuarta transformación de nuestro país también maneja otros atributos financieros, creación de empresas offshores para mover fondos, evadir impuestos y solicitar créditos, entre la gente que siempre le han acompañado se encuentran sujetos que al igual que él ya colaboran hombro con Hombro en el equipo de Andrés Manuel López Obrador, se mencionan nombres como Adrian Rodríguez Macedo, Bruno Ferrari García de Alba (ex colaborador de Felipe Calderón) quienes junto con Romo diseñan el nuevo proyecto de nación.

En la actualidad el empresario tiene injerencia directa en Grupo Plenus, mantiene inversiones en Biotecnología, servicios financieros y en empresas dedicadas al mejoramiento de los servicios educativos, esta ultima ya con contratos en algunas entidades federativas del país.

Alfonso Romo además de servir como puente con las principales elites financieras y capitalistas del país es una garantía de protección y salvoconducto para los grupos a quienes la prole llama mafia en el poder.

Si bien ese trabajo lo podrá realizar con gran facilidad resultara muy difícil que en su calidad de burgués consumado represente la esperanza de millones de incautos que esperan con ansias el cambio verdadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *