Un vídeo muestra a una joven en el lugar donde Nahir Galarza asesinó a su novio

6 enero 2018
Visto: 345 veces

1515176742_794736_1515179306_noticia_fotograma

La imagen es en blanco y negro y más bien borrosa, pero es posible percibir que una joven de falda blanca corta camina en la noche por una calle de Gualeguaychú, en la provincia argentina de Entre Ríos. Han pasado unos pocos minutos de las 5.00 del viernes 29 de diciembre. Media hora después del paso de la mujer, un taxista encontró a metros del lugar, tirado en el suelo junto a su moto, a Santiago Pastorizzo. Agonizaba víctima de dos disparos. “Aún estaba vivo, movía la boca”, dijo el hombre a la policía. Pero cuando llegó la ambulancia, Pastorizzo ya había muerto. La justicia intenta determinar ahora si la mujer del vídeo es su novia, Nahir Galarza, de 19 años, asesina confesa de Pastorizzo y protagonista de un caso que ha conmocionado el inicio de año en Argentina.

El vídeo puede ser una prueba fundamental en la investigación. Galarza confesó el crimen y está presa en una comisaría para mujeres. Quebrada, contó a los fiscales que robó la pistola de su padre policía, se encontró con su novio y le disparó cuando circulaban en moto por una calle de tierra de la periferia de la ciudad. A la mañana siguiente subió a Instagram una foto en la que Pastorizzo besa su hombro, acompañada de un mensaje: “Te amo para siempre”. No quedan muchas dudas, pero para la justicia argentina no alcanza con la confesión del crimen. La defensa se ha apoyado en esto y en su estrategia para evitar la cadena perpetua ha sembrado el caso de dudas.

La autopsia determinó que Pastorizzo recibió dos disparos, uno de ellos por la espalda. “Las heridas se corresponderían con orificio de entrada y salida por herida de arma de fuego, en total, dos, una de ellas produjo una lesión broncopulmonar derecha, produciéndose el deceso”, dice el informe. Pero la prueba dermatológica en las manos de Nahir no encontraron restos de pólvora. Su abogado, Víctor Rebosio, puso en duda entonces que su clienta sea la autora de los disparos. El fiscal Rondoni Caffa, a cargo de la investigación, salió rápidamente a responderle: “El dermotest puede dar negativo aun habiendo disparado. La pericia se hizo seis horas después del hecho y la persona pudo lavarse las manos”. También dijo que el arma homicida, una 9 milímetros, expulsa la pólvora hacia un costado y no hacia atrás como pasa con un revólver.

El detalle de la pólvora fue sólo uno de las idas y vueltas que la investigación toma cada día en los medios. Con toda la atención en el caso, la televisión y los diarios son el escenario de los debates. Tanto que la familia de Nahir decidió derivar la voz de la familia a un relacionista público muy mediático, experto en escándalos del corazón. Mientras tanto, el padre de la joven ha instalado la idea de que su hija era víctima de malos tratos por parte de Pastorizzo. Dijo que el joven la golpeaba y, sobre todo, que ya no eran novios. El detalle no es mejor y forma parte de toda la estructura defensiva: si eran pareja, el cargo contra Nahir será “homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por el vínculo”, un delito que se paga hasta con cadena perpetua. De lo contrario, será “homicidio simple”, con condenas a partir de ocho años de cárcel.

Santiago Pastorizzo, la víctima.
Santiago Pastorizzo, la víctima. FACEBOOK

“Para el abogado de la defensa sería un golazo que se le quiten los agravantes, y es por ello que en su estrategia despliega toda esa serie de hipótesis, que no comparto pero que las respeto”, dijo Sebastián Arrechea, el abogado de la familia de la víctima. “Lo que me interesa por sobre manera es mantener la calificación legal y los agravantes, para, de esa manera, sostener la pena máxima”, aclaró.

Una relación conflictiva

Nahir y Santiago llevaban juntos unos cinco años de relación tumultuosa. Los padres de la víctima aseguran que la violenta era ella. Los padres de ella, que el violento era él. El fiscal Rondoni descubrió que en la Nochebuena, cinco días antes del homicidio, hubo una pelea a golpes entre ambos en la puerta de una discoteca. Según los testigos, “ella le pegó a él, pero también él le había pegado en la cabeza a ella, había una situación de violencia de ambas partes. Tiene que haber alguna explicación para que se volvieran a ver” el 29 de diciembre, cuando ocurrió el crimen.

Para reconstruir la historia, Rondoni ha secuestrado los celulares de la pareja. Los peritos buscarán en los archivos de WhatsApp, Facebook e Instagram datos que permitan reconstruir el estado real de la relación. “Si él [por Pastorizzo] sufría alguna cuestión de violencia, se lo habrá dicho a los amigos”, especuló el fiscal. “Por lo pronto, tengo los dichos del padre de la víctima, que me dijo que había una relación de novios muy turbulenta, con idas y venidas, y en la que Fernando era víctima de la violencia permanente de Nahir”.

En cualquier caso, Pastorizzo ha dejado en Twitter algunas huellas de la relación que mantenía con Nahir. En una cuenta de acceso restringido subió con regularidad mensajes en los que se lamentaba de la relación. “Está loca enferma de la cabeza mal, nunca me va a dejar tranquilo”, escribió el día de Navidad. Un mes antes había celebrado lo que pareció una ruptura: “Que alivio sacarse algo tan pesado de encima”.

Información de : El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *