Riquelme entre ladronzuelos y cortesanos

19 enero 2017
Visto: 815 veces

Captura de pantalla 2017-01-19 a la(s) 12.17.29 a.m.

Riquelme entre ladronzuelos y cortesanos

Al final paso lo que tenia que pasar, Rubén Moreira impuso a quien pretende sea su sucesor, un partido cerrado donde la militancia solo sirve para acarrear votos y seguir enriqueciendo a un puñado de pillos que ya encontraron en la política cómodo modo de sustento.

De quienes se prostituyen por hambre la actitud es comprensible, de quienes cuentan con techo y sustento la acción es reprobable, la manera en que se prostituyen se sustenta en una falta de dignidad envidiable para cualquier mesalina, gentes que lo tienen todo arrastrando su ser a los pies de un don nadie.

Es evidente que el PRI no cambia, un candidato que nada tiene y que solo puede ofrecer algo de lo que tome ajeno, incomprensible entender que puedan ver en él, que orienta su pretensión de querer elevarlo a una posición donde saben que hará daño, lo mas triste es ver como permiten que pasen por encima de ellos mismos y que su sola esperanza sea obtener algo ilícito.

En el evento de ayer pudieron verse hordas de ladronzuelos , hombres y mujeres en actitud de rameras, muchos a sabiendas de lo que hacen, permitiendo despojarse de cualquier dignidad  para cobijar sus esperanzas en la posibilidad de ser participes de un botín que aun no toman.

Su escudo justificar su entrega a una supuesta unidad de partido, ponderan lo que ni siquiera a ellos importa, su miedo los vence y no avergüenzan en reconocerlo, hombres ricos, con capacidad e inteligencia posados como pecadoras complacientes y dispuestos para ser penetrados, dejan de lado todo, piensan que el dinero limpiara su honor y que ante una sociedad metalizada las monedas recobraran su honor.

Cuantos hipócritas que apenas ayer manifestaban su preocupación por Coahuila hoy son gustosos de sacrificar a quienes les creyeron e incluso dispuestos al flagelo., Que vergüenza dan, en que poco se valoran, a los inocentes el perdón, a los crédulos la lastima pero a los falsos todo el rigor, perversión insolente de perjudicar a quienes mantienen la fe en los falsos profetas.

Por desgracia quienes tienen el valor no son valorados, la sociedad comete el error de medir con la misma vara al que rectifica como al permanece, nadie repara el ver el valor de los que no se arrastran o de quienes dejaron de hacerlo, como ciudadanos somos ingratos y como inquisidores perversos.

¿ Que puede valer alguien que solo es alabado por ladronzuelos y cortesanos?

Que buscas? ¿cual es tu fin? 

¿somos tus juguetes ?

¿o tu forma de vivir? 

guardiana de secretos 

pagas con besos de ignorancia y amnesia 

Estravagante y alarmante 

pues de mi sabes mofarte 

lugubre pecadora 

anciana soñadora 

Respuesta a Riquelme entre ladronzuelos y cortesanos

  1. oooorale

  2. Pingback: jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *